Ya están cansados: comerciantes piden sanciones por cortes de calle y vandalismo

Comerciantes propician un código de convivencia para los daños que generen jóvenes y manifestantes.

Ante los casos de vandalismo que se vienen registrando en los últimos tiempos y que tienen por blanco locales comerciales, la Cámara de Industria y Comercio impulsará un proyecto de código de convivencia para que sea tratado y aprobado por el Concejo Deliberante.

La iniciativa incluirá tanto los daños, roturas de vidrieras y estropicios que cometan adolescentes y jóvenes, como los que se pueden derivar de protestas callejeras protagonizadas por organizaciones sociales y sindicatos. Por ejemplo, se buscarán sanciones por cortes de calles, quema de neumáticos y otros incidentes que afecten la tranquilidad de la población.

Te puede interesar...

Anoche, a las 21, estaba por comenzar una reunión en instalaciones de la CIC, donde se iba a abordar el problema del vandalismo. Habían sido invitados el intendente Aníbal Tortoriello, la titular del Deliberante Marisa Lazzaretti, funcionarios provinciales del área de Seguridad, autoridades judiciales y policiales, entre otros.

El referente empresario José Luis Bunter manifestó la gran inquietud que ha generado entre los comerciantes los recientes hechos de descontrol y violencia de que han sido objeto locales de la ciudad. El fenómeno también viene castigando a escuelas e, incluso, a colectivos, como el interurbano de Ko-Ko al que le rompieron una ventana a piedrazos.

El dirigente explicó que el código propuesto apunta a la responsabilidad de los autores de los hechos, con sanciones de tipo educativa, especialmente cuando se trata de menores. Al efecto, se propiciarán servicios y trabajos comunitarios como forma de resarcimiento. En el caso de que no puedan asumir las consecuencias de sus actos, se buscará que lo hagan sus padres, abuelos u otros familiares de los implicados. Alguien tendrá que pagar.

En la iniciativa, también se contemplarán los casos que resulten de las manifestaciones y protestas de diversas entidades, tanto sociales como gremiales. Se buscará no dejar pasar los daños a dependencias públicas y privadas, ni los perjuicios que generan las interrupciones del tránsito y las humaredas de gomas prendidas fuego. Es posible que se den algunas polémicas por esta forma de abordar el vandalismo, pero los comerciantes están decididos a dar batalla.

--> Un fenómeno muy preocupante

Enfoque novedoso. Para la dirigencia de la CIC el vandalismo es un fenómeno muy particular, que debe ser abordado con nuevas herramientas. Consideran que los temas de seguridad más generales no están mal en la ciudad.

Un antecedente. El código de convivencia está inspirado en una experiencia de Mendoza, de buenos resultados.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario