Volvió la paz al refugio de la Isla Jordán

Se reunieron proteccionistas y funcionarios municipales.

Un acercamiento de posiciones protagonizaron ayer el Municipio y referentes de los voluntarios que ayudan al funcionamiento de la guardería canina de la Isla Jordán. La gestión local explicó sus planes de mejora del predio y se comprometió a no afectar el trabajo solidario que se despliega en el lugar. Hubo acuerdo en cuanto a la necesidad de apostar a la adopción de los canes como alternativa de fondo para enfrentar el hacinamiento del refugio.

El director de Fiscalización, Aldo Mildenberg, se hizo presente en la dependencia municipal para conversar con los defensores de las mascotas, encabezados por María Acosta. El diálogo transitó por carriles respetuosos.

Te puede interesar...

Al final, quedó la impresión de haberse logrado un entendimiento, que aflojó la tensión surgida en días previos, cuando los voluntarios acusaron al gobierno local de llevar adelante un "hostigamiento", contra su labor y la destrucción de caniles.

Mildenberg aclaró que sólo se está concretando una labor de “limpieza de todo el predio y terminando el edificio” en el que trabajará dos días por semana una veterinaria enviada por el Municipio. La profesional no solo atenderá a los animales de la guardería, sino también “a todos los vecinos que tengan una mascota en la Isla Jordán. Esto permitirá el cuidado de animales y se podrán ampliar las castraciones”.

Informó que el Presupuesto 2019 para el refugio, contando el personal y la construcción, rondará los 7 millones de pesos. Al respecto, se estima que antes de fin de año se terminen de separar los sectores internos, se reacomoden los espacios y se construyan 50 nuevos caniles.

En tanto, la dirigente Acosta dijo ayer que espera se cumplan los compromisos asumidos por Mildenberg y que se respete el trabajo que vienen desarrollando los voluntarios. Indicó que, por ahora, los canes que se queden sin sus casillas serán albergados en una vieja dependencia que servía de cocina y pidió que, a futuro, cuando “el Municipio quiera destruir algo que antes nos avisen”. Para ella, es clave la comunicación y la decisión de promocionar las adopciones de los perros del lugar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario