Una ramada bien popular

Se realizó en Barrio Obrero A, en vísperas del aniversario chileno.

La tradición de las ramadas revivió ayer en Cipolletti por esfuerzo del grupo Mujeres en Lucha, que organizó la actividad para recaudar fondos para participar en una próxima actividad nacional en el Chaco. La actividad se efectuó en vísperas del 18 de Septiembre, Día de la Independencia de Chile, que se festeja hoy en el vecino país.

Las populares empanadas compartieron el menú con los choripanes y las porciones de pizza, sin faltar, por supuesto, lo necesario para tomar. Hasta se tenía previsto servir anoche la muy trasandina chupilca, es decir, el vino mezclado con ñaco y algo de azúcar. La música, infaltable en este tipo de eventos, empezó a sonar por la tarde.

Te puede interesar...

La propuesta se concretó en el Barrio Obrero A a instancias de unas 20 féminas, que han programado más iniciativas para recaudar el dinero necesario para viajar al próximo Encuentro Nacional de Mujeres, que se realizará en la provincia chaqueña los días 14, 15 y 16 de octubre.

Ayer, las tareas arrancaron con la preparación de la comida a las 9 y al mediodía vendieron unas 30 docenas de empanadas. A un precio más que asequible, el producto hizo las delicias de quienes pudieron probarlo. Por la tarde, siguió la venta y la preparación para la fiesta popular, tan cara al sentimiento de la comunidad trasandina y que muchos argentinos también gustan compartir.

Hasta la década del 80 del siglo pasado, o sea, hasta unos 30 años atrás, las ramadas eran bastante habituales en los barrios populares de Cipolletti. Por ese entonces, la presencia de trasandinos era mayor en la región, a la que acudían por cuestiones económicas, como históricamente lo había hecho desde los comienzos del Valle, y también políticas, ya que en Chile la dictadura militar de Augusto Pinochet perduró hasta marzo de 1990, con su saldo de exiliados y perseguidos.

María Vázquez, del grupo organizador, destacó que todavía sigue habiendo muchos chilenos en distintos sectores de la ciudad, con lo que el atractivo de una ramada sigue teniendo poder de convocatoria. Eso sin contar con los argentinos que, en busca de pasar un buen momento, no pierden tampoco la oportunidad para comer algo y divertirse.

Indicó que para cumplir con las metas que se fijaron querían vender anoche no menos de 30 docenas de empanadas más, junto con el resto de comidas y bebidas que habían dispuesto para la ocasión. Al principio, para ingresar a la globa que hizo de ramada se había pensado en cobrar una entrada pero al final se desistió de ello.

$120 Se cobró por la docena de empanadas en la ramada.

El precio resultó por demás interesante, igual que el de la porción grande de pizza, que se podía adquirir por unos 15 pesos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario