El clima en Cipolletti

icon
Temp
51% Hum

Una pareja rionegrina cuenta su historia a 10 años de la Ley de Matrimonio Igualitario

Mariana y Gisela están juntas hace seis años y llevan tres años y medio de matrimonio. Hoy cuentan cómo vivieron el día que se votó la ley nacional de Matrimonio Igualitario y qué expectativas tienen para el futuro.

“Somos una pareja muy independiente, aventurera, nos gusta viajar y compartir actividades al aire libre, somos muy aferradas a la familia”, cuentan Mariana y Gisela, una pareja que -como muchas en todo el país- celebran hoy los 10 años de la aprobación de la Ley de Matrimonio Igualitario.

Las rionegrinas están juntas hace seis años y llevan tres años y medio de matrimonio. Mariana nació en Viedma, es licenciada en Trabajo Social y empleada del Estado de Río Negro, y Gisela adoptó la capital provincial como su ciudad desde muy joven, donde actualmente estudia una tecnicatura en Niñez y Adolescencia, mientras trabaja como operadora de un Centro de Contención.

Te puede interesar...

Ambas tienen 33 años y comparten sus vidas entre sus profesiones, sus viajes y un amor profundo por sus familias. Al respecto de la Ley de Matrimonio Igualitario, contaron que ese 15 de julio de 2010 lo vivieron con una gran sensación de alegría, por ver tanta gente feliz, "porque la ley garantizó derechos a un sector bastante golpeado por la sociedad", indicó Mariana.

Al mismo tiempo, y más allá de la legislación vigente, reflexionó sobre todo el camino que resta recorrer en cuanto al respeto por el otro y la no discriminación: “Si bien vivimos en democracia, todavía es un reto importante la aceptación de la diversidad, porque hay sectores que dicen aceptar pero con condiciones, no al cien por ciento”.

La ley nacional de Matrimonio Igualitario se votó el 15 de julio de 2010, a partir del reclamo de la comunidad LGBT, y otorgó a parejas del mismo sexo el derecho a la unión civil.

En ese sentido, las rionegrinas coincidieron en que “la diversidad es algo que existió, existe y seguirá existiendo, y hay que aceptar que cada quien vive su vida con sus propias elecciones y decisiones y éstas, en definitiva, no afectan a los demás”.

Entre sus proyectos, Mariana y Gisela tienen sueños compartidos y, a futuro, no descartan la idea de tener un hijo; la adopción sería una de las alternativas. Mientras tanto, juntas llevan adelante distintos proyectos, con la convicción de que “existe otra forma de amar, no solo la relación hombre y mujer”.

“Que haya más amor y menos odio; que se acepten las diferencias. Cada quien en su vida elige como querer, y si la sociedad tuviera un poco más de amor sería todo muy distinto. Hoy celebramos los derechos que nos protegen”.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

2.9411764705882% Me interesa
55.882352941176% Me gusta
2.9411764705882% Me da igual
8.8235294117647% Me aburre
29.411764705882% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario