Un superávit sin recortes

Aprobaron las cuentas de 2016. El presupuesto "no fue subejecutado".

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el balance y las cuentas generales del Municipio en el ejercicio 2016. Durante la sesión, se dejó en claro que el superávit arrojado por los números no implica que se haya “subejecutado” el presupuesto. Al contrario, se destacó la política de eficiencia en los gastos que desplegó el Ejecutivo y el esfuerzo puesto en superar el déficit de la anterior gestión.

El saldo a favor obtenido el año pasado alcanzó los 38.062.484,73 pesos, una cifra por demás considerable. Sin embargo, tanto los ediles oficialistas como el contralor Horacio Schlichter, presente en la ocasión, fueron categóricos en cuanto a que no se redujeron ni se bajó la calidad de los servicios.

Te puede interesar...

El edil Diego Rudy, miembro informante, enfatizó que hubo “una correcta aplicación del presupuesto” y una adecuada labor en materia de recaudación, todo lo cual permitió cerrar el ejercicio de la mejor manera posible. Al mismo tiempo, “no hubo subejecución presupuestaria”, enfatizó.

Por su parte, el contralor Schlichter resaltó “la eficiencia en el gasto” y una mejora en los ingresos, con “un uso distinto de los fondos”. Por ejemplo, indicó que en el pasado se dedicaba mucho dinero al alquiler de vehículos, mientras que el actual Ejecutivo optó directamente por adquirir después tanto camiones y maquinarias como autos para cumplir con las funciones y servicios de la comuna. “No hubo una disminución de las prestaciones”, afirmó e insistió en que la reducción pasó por un mejor manejo de lo presupuestado.

El concejal Miguel Aninao ponderó la comparecencia Schlichter para explicar el resultado de las cuentas y también puso de relieve el que se dejara de lado el alquiler tanto de vehículos como de inmuebles para actividades del Municipio. También valoró los recortes en los gastos de publicidad.

La opositora María Eugenia Villarroel Sánchez acompañó el proyecto pero se preguntó cómo se había hecho para, en pocos meses, sanear el déficit de la anterior gestión. En sus palabras traslucía cierta incredulidad hacia las críticas al pasado gobierno. El contralor le respondió que se aplicó mucho esfuerzo y “se cambió la lógica” de los gastos, cortando “los desmedidos”. Agregó que “la gestión de los fondos se hizo de manera eficiente” y respetando “el orden presupuestario”.

Marisa Lazzaretti, Marcela Linhardo y María Villagra también valoraron que no se haya afectado nunca las prestaciones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario