LMCipolletti Cárcel

Un narco cipoleño lleva 20 años preso y no lo dejan salir

Sergio "Condorito" Dávila recibió otra respuesta negativa a un pedido de prisión domiciliaria.

Con más de 20 años tras las rejas, el narco Sergio "Condorito" Dávila se transformó en uno de los cipoleños que cumple la condena más larga en una cárcel federal, apenas igualado por el asesino Claudio Kielmasz, quien purga un castigo de prisión perpetua. En ese marco, apoyándose en su deteriorado estado de salud, buscó en el último tiempo obtener el beneficio de la prisión domiciliaria, pero la respuesta del Tribunal Oral Federal de Roca (TOF) fue totalmente negativa.

Dávila cumple el castigo que recibió junto a su socio narco ya fallecido Héctor Montecino. Ambos fueron declarados culpables de encabezar desde la cárcel una megabanda que distribuía marihuana y cocaína en gran parte del Alto Valle. Habían recibido castigos de 15 años y después se les unificaron las penas que arrastraban por causas anteriores.

Te puede interesar...

Entre las particularidades de su encierro, Dávila dejó el penal federal de Roca y fue trasladado a la cárcel bonaerense de Marcos Paz. Desde ese lugar hizo el reclamo de prisión domiciliaria a través de una defensora oficial.

En la presentación ante el TOF se describieron los males que afectan a Dávila, como diabetes y obesidad, y la medicación que debe tomar, además de los controles. Y también se hizo referencia a su permanencia en un sitio alejado de sus cuatro hijos, tres de los cuales viven en Cipolletti.

La negativa inicial al pedido impulsado por la defensora de Dávila estuvo relacionada con la fiscalía, que no encontró elementos contundentes para darle el beneficio de irse a su casa. También, por la situación de los hijos de Dávila se le dio intervención al defensor de Menores, que aconsejó otorgarle el beneficio.

Frente a los elementos descriptos, el juez de Ejecución del TOF consideró que el narco estaba recibiendo una adecuada atención médica en el penal de Marcos Paz y recordó que sus hijos tienen una contención familiar.

La esposa de Sergio Dávila, Ramona Luna, también fue condenada por narcotráfico y en la actualidad se encuentra alojada en un penal de La Pampa. A diferencia de su pareja, tiene acceso a salidas transitorias. De igual modo, hay un pedido vigente para que la mujer sea trasladada a una cárcel de la región.

LEÉ MÁS

El adolescente que escapó en un auto robado es hijo de una narco

La Policía de Río Negro suma tres nuevos perros antidrogas

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
0% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
0% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario