Un hombre se desvaneció y murió entre las góndolas de un súper

Se descompensó en la sucursal de La Anónima de calle La Esmeralda y perdió la vida.

Un vecino cipoleño, de apellido Riquelme, murió ayer a la mañana mientras realizaba las compras en el supermercado La Anónima, de calle La Esmeralda.

La situación causó pánico entre trabajadores y clientes del comercio, quienes no supieron cómo reaccionar.

Te puede interesar...

Un cliente vio al hombre caer al piso y alertó a un repositor. Minutos después, en el lugar se inició un operativo de gran envergadura, que contó con dos ambulancias y tres patrulleros.

El hombre fue trasladado de urgencia al hospital Pedro Moguillansky, pero cuando llegó ya no tenía signos vitales. Todo indicaría que se trató de una muerte por causas naturales.

El gran despliegue realizado en el supermercado llamó la atención de muchos vecinos que se acercaron para preguntar qué estaba ocurriendo. Lo mismo pasó con ocasionales clientes a quienes les negaron el ingreso al comercio a raíz de los trabajos que se estaban llevando adelante en el lugar.

Según informaron fuentes policiales de la Comisaría 24 del barrio Don Bosco, desde el local llamaron para pedir la presencia porque en el lugar se había descompensado un hombre mayor.

“Alrededor de las 10:45 se solicitó al presencia policial porque había un hombre desvanecido en el piso del supermercado. Cayó mientras realizaba algunas compras en el lugar. Llegó la ambulancia y se lo trasladó de urgencia al hospital local, pero no llegó con vida”, expresaron desde la unidad policial.

Hasta ayer, al cierre de esta edición, no se había confirmado la causa del abrupto deceso. Los uniformados que trabajaron en el lugar recabaron información para tratar de develar lo ocurrido. En ese sentido, aseguraron que tanto en el lugar en el que fue encontrado el hombre como en el propio cuerpo no había signos de criminalidad o violencia, por lo que se cree que se trató de un problema de salud.

En el momento del hecho había poca gente en el interior del supermercado, pero de igual manera aseguran que se actuó con rapidez para brindarle asistencia.

El hombre, de apellido Riquelme, fue trasladado de urgencia al hospital Pedro Moguillansky, pero cuando llegó ya no tenía signos vitales.

Un gran despliegue que generó temor

Nadie sabía qué pasaba

Alrededor de las 11, muchos vecinos observaron raros movimientos en el supermercado La Anónima de calle La Esmeralda y se alertaron por esa situación. Tres patrulleros y dos ambulancias llegaron al lugar, mientras mucha gente iba y venía.

Llegó muerto al hospital

El traslado del cuerpo del hombre descompensado se realizó en una ambulancia, por lo que sorprendió la magnitud del operativo orquestado. Finalmente llegó al hospital sin signos vitales. Creen que el deceso ya se había producido en el interior del supermercado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario