Un golpeador quiso hacerse la víctima y acusó a su ex

Dijo que sufría "violencia de género". Los jueces y fiscales no ocultaron su sorpresa por el descargo.

Un hombre que le rompió la nariz a su novia de una trompada recibió la confirmación de una leve pena de 9 meses de cárcel en suspenso. Antes, había amenazado a la víctima con asesinarla y dejarla tirada en la zona de bardas de Allen.

Se trata de otro indignante hecho de violencia de género que investigó el Ministerio Público Fiscal y que esta semana fue notificado de la confirmación de la sentencia condenatoria.

Te puede interesar...

El proceso judicial atravesó distintas instancias y el golpeador buscó una seguidilla de excusas para defenderse de la acusación de su ex novia. Con la asesoría de su abogado particular, el imputado no dudó en afirmar que él era la víctima de “violencia de género”.

Luego de la condena impuesta por la jueza Alejandra Berenguer, la defensa insistió en su postura y esperó la resolución del Tribunal de Impugnación, que confirmó lo actuado por la magistrada cipoleña.

Desde el Ministerio Público se destacó que “la fiscal del caso, Rita Lucía, solicitó que la sentencia sea confirmada por considerar que los planteos de la defensa eran discrepancias subjetivas con la valoración realizada por la jueza y no una crítica seria y razonada del fallo. Respecto de la prohibición de acercamiento, la fiscal explicó que la misma no estaba vigente y que el propio acusado era quien había solicitado que sea declinada porque habían decidido retomar la relación sentimental con la víctima, por lo que no podía alegarse la existencia de la misma”.

En tanto, a la hora de analizar el desopilante argumento de la defensa sobre violencia de género sobre su defendido, la autora del voto rector del Tribunal de Impugnación Rita Custet indicó que “la violencia de género se verifica como un fenómeno en el orden social y es el resultado de la construcción cultural en torno a estereotipos relacionados con las características asignadas a hombres y mujeres a partir de las diferencias físicas basadas principalmente en su sexo”.

Agregó que es cierto que la violencia de género “no incluye sólo la violencia contra las mujeres como un fenómeno social, en tanto incluye la violencia contra personas del grupo LGTBI y masculinidades no hegemónicas”.

--> “Aguantate la vuelta”

El hecho llevado a juicio ocurrió en febrero de 2017 cuando la víctima y el condenado compartieron una cena en un restaurante de Cipolletti. En esas circunstancias y cuando volvían a Allen, la golpeó salvajemente. A partir de ahí, la víctima decidió denunciarlo y el hombre, lejos de cualquier arrepentimiento, le habría respondido mediante un mensaje: “Aguantate la vuelta, putita”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario