Un hombre quiso zafar de la condena por golpear a su mujer diciendo que él era víctima de violencia

El hombre le pegó una piña en la cara, le tiró los pelos y la amenazó. Tras el juicio, su defensor intentó hacer creer que fue él quien sufría violencia de género.

Un hombre fue condenado por golpear a su pareja tras un ataque de celos. La defensa había impugnado la decisión judicial, pero el Tribunal de Impugnación confirmó la condena.

El hecho ocurrió en febrero del 2017 cuando la mujer y el hombre cenaron en un reconocido restaurante de Cipolletti. Una discusión por celos derivó en el pedido de la mujer de que la lleve hasta la ciudad de Allen y una vez en el interior del vehículo el hombre le pegó una piña en la cara y le tiró los pelos provocándole lesiones. También la amenazó en varias oportunidades.

Te puede interesar...

El defensor particular, Guillermo Oviedo, presentó la impugnación por considerarla “arbitraria”. Dijo que la víctima de la “violencia de género” era su propio cliente porque había denunciado a la mujer por lesiones.

La magistrada, Rita Custet, recordó que “la violencia de género se verifica como un fenómeno en el orden social y es el resultado de la construcción cultural en torno estereotipos relacionados con las características asignadas a hombres y mujeres a partir de las diferencias físicas basadas principalmente en su sexo”.

Afirmó que “nunca puede considerarse violencia de género la violencia de la mujer contra el hombre por su condición de género en tanto – el hombre - asuma los estereotipos de la masculinidad hegemónica”.

El Tribunal integrado por Rita Custet, Adrián Zimmermann y Carlos Mussi resolvió confirmar la sentencia, condenando al hombre a una pena de prisión condicional que contempla el cumplimiento de estrictas pautas de conductas y medidas de protección para la seguridad de la mujer.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario