Un funcionario acusado de abusos renunció a su cargo

Se trata del delegado de Trabajo en Cipolletti escrachado en redes sociales.

La dirigente social Lila Calderón denunció públicamente a su ex pareja, padre de su segundo hijo y delegado de la Secretaría de Trabajo, Aparicio Rifo, por haber abusado sexualmente de ella mientras cursaba su segundo embarazo hace más de 17 años. El funcionario renunció a su cargo, pero negó las acusaciones.

Al relato de Calderón se le sumó el de su hija mayor, quien también aseguró haber sido víctima de abuso sexual cuando era tan sólo una niña.

El primer testimonio que llegó a los ojos de los usuarios de las redes sociales el lunes alrededor de las 8:30 fue el de Calderón. “Si no hay justicia, hay escrache”, fue la frase de apertura a un desgarrador relato en el que no faltaron detalles puntuales sobre su dura historia de vida y la lucha que le tocó enfrentar para poder brindarle a su familia un futuro mejor.

“Durante muchos años viví con miedo, primero a mi viejo y después a él. Era un tipo que demostraba saberlo todo, un gran revolucionario al cual nada le podía pasar, militante del PC y después del PO. Yo era muy joven y, para él, ignorante, bruta, incapaz de salir adelante sola con mi hija de dos años. No sólo me sometió, sino que me humilló, abusó de mí cuando estaba embarazada de mi hijo, me golpeó, intentó quitarme la vida en varias oportunidades. Yo te denuncio, Aparicio Rifo, por haber abusado de nosotras”, sentenció la referente.

Además, remarcó que la primera hija que tuvo en su adolescencia y quien adoptó a Rifo como a un padre también fue víctima del calvario cuando tenía 9 años. “Este tipo me hacía creer que ayudaba cuando a ella le daban ataques de epilepsia, pero en realidad la hizo sufrir los peores abusos, manoseos, tocamientos que la marcaron para el resto de su vida. En ese momento ella no se animó a denunciarlo porque amaba a su hermano (hijo biológico de Rifo) y a la familia de él, pero tuvo todo el coraje para animarse a denunciarlo y me dio el pie a mí para liberarnos de toda esta mierda”, concluyó.

Calderón contó a este diario que intentaron realizar la denuncia formal ante la fiscalía hace poco más de un mes, pero que se negaron a tomarla porque los hechos ocurrieron hace mucho tiempo y, en ese momento, ella estaba en pareja con el acusado.

Ayer, Rifo presentó su renuncia ante el secretario de Trabajo de Río Negro, Lucas Pica, quien la aceptó minutos antes del mediodía. En su cuenta de Facebook, se mostró sorprendido por el escrache de su ex pareja y se valió del apoyo de su familia, amigos y conocidos. “Los que me conocen saben quién soy y cómo me muevo en la vida, que tiren toda la mugre que quieran. Con todo esto estoy perjudicando a la gente que amo y que no merece estar en medio de esta situación”, agregó.

También remarcó que hace 17 años no habla con Calderón, que desconoce cuál fue el detonante que la llevó a hacer pública su historia y que en las próximas horas se acercará a la fiscalía para realizar su descargo “a modo de defensa” ante la acusación.

Las dos versiones sobre el caso

Denuncias

La dirigente social Lila Calderón y su hija mayor contaron su calvario en las redes sociales. Apuntaron a Aparicio Rifo por violación y abusos y aseguraron que decidieron el escrache ante la negativa de la fiscalía local a abrir una investigación por el caso.

Descargo

En diálogo con LM Cipolletti, Rifo desmintió las acusaciones en su contra y aseguró haber tomado la decisión de renunciar a su puesto laboral sólo para proteger a empleados y allegados de la delegación. Afirmó que también se presentará en fiscalía.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario