El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
14% Hum
LMCipolletti Provincia

Tratarán el Covid-19 con modernos cascos

Río Negro se suma a las provincias de Mendoza, Salta y Jujuy en utilizar los casos al sistema sanitario.

La provincia de Río Negro, junto con Mendoza, Salta y Jujuy decidieron multiplicar la capacidad de atención de sus centros médicos incorporando los cascos para tratamiento de Covid-19 diseñados por una empresa argentina y que se están usando en más de 100 hospitales y sanatorios de todo el país.

Cuando la cantidad de casos de la pandemia empieza a crecer en el interior del país a un ritmo más acelerado, los gobiernos provinciales apuntan a una tecnología desarrollada en el país por la empresa Ecleris que permite evitar entre el 30 y el 70% de los casos de intubamiento en respiradores mecánicos, a la vez que protege la salud del personal sanitario.

Te puede interesar...

La semana pasada, el ministro de Salud de Río Negro, Fabián Zgaib tomó la decisión de incorporar 100 cascos de los que diseñó la empresa local Ecleris. Los primeros 55 llegaron ya el sábado pasado a la provincia, que enfrenta uno de los brotes más importantes de Covid del interior del país.

El gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez, anunció hoy que su provincia sumará 500 cascos para el tratamiento de Covid. “Con estos cascos que vamos a incorporar vamos a poder ayudar a descomprimir el sistema sanitario”, señaló hoy en conferencia de prensa. En la ocasión señaló que había consultado el tema con otros gobernadores durante su reciente viaje a la Capital Federal.

En el día de ayer había hecho un anuncio similar la provincia de Salta. La ministra de Salud Josefina Medrano informó que la provincia está adquiriendo los cascos que, dijo, “permiten dos cuestiones fundamentales, aumentar la oxigenación del paciente y además dar más presión a esa oxigenación”. La doctora Medrano agregó que “es una tecnología sanitaria nueva que se está sumando al fortalecimiento del equipamiento que tiene el sistema de salud en la provincia y nos permitirá tener un escalón intermedio entre una máscara de oxígeno y el inicio de la asistencia respiratoria mecánica”.

Jujuy, por su parte, fue el primer distrito en incorporar los cascos a su estrategia de salud pública. Comenzó incorporando 100, y ante los resultados obtenidos ya sumó 300. “Los cascos son un puente muy importante para poder evitar que el paciente llegue a la máquina, al respirador”, señaló Laura De la Rosa de Vidal, Jefa de la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital Pablo Soria, en San Salvador de Jujuy, y referente en la provincia para el tratamiento de Covid. “Pero hay otro aspecto muy importante, y es que en todo el país faltan médicos intensivistas, y con los cascos podemos capacitar al personal con rapidez”. El gobernador Gerardo Morales había destacado ya que uno de los puntos más críticos del sistema de salud es la falta de personal capacitado para atender a los enfermos.

En todo el país existen ya más de 700 cascos funcionando en un centenar de sanatorios y hospitales, públicos y privados, desde Jujuy a Tierra del Fuego. Los primeros pacientes tratados con este equipamiento ya fueron dados de alta, habiendo evitado ser intubados para respiración mecánica, proceso que siempre resulta traumático para el enfermo y pone presión a la infraestructura sanitaria. En el Hospital Fernández de CABA, lograron evitar que 50 pacientes fueran derivados a la respiración mecánica, tratamiento que no sólo implica riesgos médicos, sino que es uno de los recursos más escasos ante el avance de la pandemia.

Los cascos son un sistema de Ventilación no invasiva que reemplaza en muchos casos el uso de respiradores mecánicos, uno de los insumos más críticos a la hora de enfrentar la pandemia. Fueron desarrollados por ingenieros de Ecleris, en colaboración con equipos médicos de hospitales públicos nacionales. En junio pasado su uso fue aprobado por la máxima autoridad sanitaria, la ANMAT, y a partir de entonces comenzó su utilización.

En la Ciudad de Buenos Aires están en los sanatorios De la Trinidad, Alemán, Italiano, De la Trinidad y Finochietto, entre otros. En la provincia de Buenos Aires en los hospitales Néstor Kirchner, de Florencio Varela, y Austral, de Pilar, además de centros médicos de La Plata, Olavarría y Mar del Plata, entre otros.

También hay cascos operativos en las provincias de Tucumán, Córdoba y Entre Ríos. Desde Río Grande, Tierra del Fuego, hasta La Quiaca, Jujuy, se aplica ya este tipo de tratamiento.

“Los cascos son similares a una escafandra, transparentes, y permiten inyectar el oxígeno con una presión superior, lo que genera un efecto benéfico en los alvéolos pulmonares, que en muchos casos colapsan por el efecto del Covid 19", explicó Marcos Ledesma, médico y director de la empresa que desarrolló el equipamiento. Además, evitan la dispersión del virus a través del aire expirado por el paciente, ya que cuentan con un filtro viral y bacteriológico. Con otros sistemas de oxigenación esa dispersión existe, y es causa de muchos casos de enfermedad en médicos y enfermeros.

Los cascos, que son reutilizables, se utilizan con el paciente despierto, lúcido. Esto le permite mantener contacto con su familia, por ejemplo a través del teléfono, evitando el síndrome de soledad que aqueja a los pacientes de Covid. Además son cómodos, permiten que el paciente puede dormir con el casco puesto e incluso acomodarse en posición boca abajo, en pronación, que permite una mayor aireación de los pulmones.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

13.636363636364% Me interesa
72.727272727273% Me gusta
0% Me da igual
4.5454545454545% Me aburre
9.0909090909091% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario