Tortoriello bancó el recuento para tener transparencia

El intendente defendió la campaña del PRO. "Tampoco robamos boletas", agregó.

El actual intendente Aníbal Tortoriello se mostró muy agradecido con los 17.215 “votos de confianza” que recibió de los cipoleños en las elecciones municipales y defendió la tarea efectuada por la Junta Electoral, ya que dio “una total transparencia al escrutinio”.

El domingo, tras reconocer su derrota y hablar del período de transición que se abre hasta la asunción de las nuevas autoridades que encabezará Claudio Di Tella, Tortoriello formuló algunas apreciaciones sobre los comicios y despejó interrogantes sobre su futuro político. Así, expresó su decisión de volver a luchar por la intendencia dentro de cuatro años, mientras que, en lo inmediato, dijo que buscará presidir el PRO en Río Negro, algo que ya le solicitó al partido. Además, se pondrá en campaña para la reelección presidencial de Mauricio Macri, cuya figura y labor cumplida resaltó.

Te puede interesar...

El jefe comunal tiene una mirada muy crítica en cuanto a lo que sucedió el día de la votación, al punto que manifestó que el proceso en esa etapa no sabe “si fue normal”.

Enfatizó que para él “no es normal el clientelismo, no es normal en una democracia” y fue categórico al asegurar: “Nosotros no compramos ningún voto de las más de 17.000 personas que nos votaron y creyeron en nosotros. Nosotros no acarreamos a nadie, nosotros no contratamos traffics para llevar votantes ni robamos ninguna boleta”. Así, por el comportamiento asumido por su partido y sus militantes, destacó: “Estoy feliz y agradecido”.

A su juicio, se tornó necesario un cuidado recuento de los votos porque “había casi un 50 por ciento de planillas con errores” y, en esas condiciones, “Cipolletti se merecía una total transparencia” en la definición. Además, “la mínima diferencia” en los números indicaba que existía “casi un empate, lo que ameritaba tener plena certeza”.

Consideró “una estupidez total” pretender que no se tomaran recaudos para asegurarse de que no había equivocaciones y recordó que se registraron “urnas con el sello roto” que su partido solicitó impugnar. Expresó que “en ocho urnas, como mínimo, pedimos la nulidad”, ya que había algunas con sus “fajas incompletas” y las urnas estaban “técnicamente abiertas”.

Sostuvo que ciertas urnas lucían un “fondo abierto” por el cual “se veían los votos” y dijo que, aunque la Junta Electoral “no hizo lugar a nuestros planteos, nosotros lo aceptamos” por cuanto lo que resuelve este organismo “es ley”.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario