Taxis: se calienta el debate

En la última reunión entre tacheros y funcionarios aumentó la tensión.

Alta tensión se alcanzó ayer durante una reunión “reservada” entre el director general de Fiscalización, Diego Rebossio, y referentes de las organizaciones representativas de los titulares, de las bases y de los choferes de taxis de Cipolletti. El foco de la beligerancia giró en torno al proyecto de modificación de la ordenanza del sector. El momento más candente se dio cuando se analizó la implementación del blanqueo de los choferes, que los propietarios de licencias no rechazan pero que, según ellos, deberá asumir una instrumentación que no perjudique a nadie.

El encuentro tuvo lugar en una oficina del noveno piso de la Municipalidad, donde los gritos que profirieron algunos de los protagonistas llamaron la atención del personal de la comuna de dependencias próximas.

Por lo que se pudo saber, participaron, además de Rebossio, un asesor legal de la cartera, los dirigentes de la Asociación de Propietarios de Taxis de Cipolletti (APTC), Liliana Villegas; de la Asociación Civil de Titulares de Taxis y Afines (Acttya), Sergio Sepúlveda; del Sindicato de Taxis de Río Negro, Luis Barrales, y referentes de las bases como Jorge Campos y Ariel Christiansen, entre otros.

La reforma de la ordenanza tiene varios puntos polémicos para los titulares de licencias. Además del registro laboral de los choferes, figura la posibilidad de que el Municipio otorgue más licencias y, al mismo tiempo, prohíba su transferencia. Otro aspecto que irrita al sector se relaciona con la disminución de 10 a 5 años la renovación de los vehículos que prestan el servicio.

Tal ha sido el nivel de diferencias que ha generado la iniciativa del Ejecutivo municipal que se quedó en mantener en reserva las conversaciones, que pese a todo trascendieron. Habrá sí una nueva reunión el jueves 21 en busca de mayor consenso.

Sin embargo, fuentes fidedignas informaron que los titulares de taxis prefieren que la ordenanza actual permanezca sin modificaciones y no que se someta a los cambios propuestos por el gobierno. En general, todas las variaciones que se promueven ya figuran, aunque menos reglamentadas, en la normativa en vigencia. También quieren que el Deliberante apruebe pronto el nuevo sistema de cálculo de la tarifa. Por su parte, los choferes quieren el blanqueo y el reconocimiento del sindicato.

Consultado ayer el funcionario Rebossio, prefirió no hacer declaraciones sobre el encuentro.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario