Tarifas e impuestos generan inquietud en pymes locales

Las facturas eléctricas se disparan. Y, en vez de bajar, podría subir Ingresos Brutos.

Para los comerciantes y pequeños emprendimientos industriales, el año ha empezado con señales inquietantes. La preocupación ha cundido porque, a la vez que el aumento en las tarifas de la electricidad se vuelve cada vez más agobiante, también hay temor porque el impuesto a los ingresos brutos, que se creía iba a bajar, en realidad podría subir. Por tal motivo, para mañana está prevista una reunión de cámaras de comercio y empresariales de Río Negro, en la que se buscará despejar incógnitas y tener un panorama más claro para lo inmediato.

En lo que hace a las tarifas de la luz, un caso disparó la alarma en la dirigencia sectorial. Se trata de una empresa local de reciclado de plástico, que venía desarrollando bastante bien sus actividades. Sin embargo, las facturas que le empezaron a llegar de Edersa han causado profunda inquietud en su propietario y en la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti, donde se asiste con asombro al asunto. Pues, unido a los altos montos implicados, figura la posibilidad de que la firma se quede sin servicio si se demora en pagar.

El titular de la CIC, José Luis Bunter, contó que las facturas pasaron, en números redondos, en cuestión de no mucho tiempo de 20.000 a 40.000 pesos mensuales y ahora a 90.000 pesos. El hecho es que a la empresa se le acumuló ahora una suma de 320.000 pesos, que el dueño pagará pero con los efectos negativos que le puede deparar, porque debe atender al futuro de sus empleados y de la propia producción. “Es increíble lo que está pasando con algunos servicios y el desastre que se puede provocar a la actividad económica”, enfatizó el referente patronal.

En tanto, Natalia Chemor, también dirigente de la cámara, participó ayer en la vecina capital de una reunión del Foro Interprovincial de Cámaras en la Asociación de Comercio, Industria, Producción y Afines de Neuquén (Acipan). Allí se abordaron temas relevantes, como el del posible aumento que podrían sufrir las pymes en materia de Ingresos Brutos.

En el encuentro, un funcionario de Rentas neuquino refirió que las empresas de su provincia podrán evitar por un año el problema con sólo contar con el certificado de pymes, el cual se puede tramitar fácilmente vía internet si alguna no lo posee. Chemor indicó que todavía no está claro qué pasará en Río Negro ni si bastará tal gestión o, como se teme, pueda existir alguna complicación añadida.

Temor a tener que pagar incluso más

Dos puntos para arriba

Pese a los compromisos del pacto fiscal nacional, existe el riesgo de que el impuesto a los ingresos brutos que pagan las pymes en Río Negro en vez de bajar pase de un 3 a un 5 por ciento. La alarma está encendida.

Más focos de nerviosismo

También existen dudas en relación con las contribuciones patronales de las pymes, que se pensaba iban a reducirse. Como con Ingresos Brutos, los beneficiarios serían grandes industrias y algún otro sector.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario