Sigue sin funcionar el Consejo de Discapacidad

Aseguran que no se cumple con la legislación y crecen las críticas.

Promediando el año y a pocos meses de que concluya la actual gestión municipal, no se está cumpliendo una serie de ordenanzas y disposiciones que benefician a las personas con discapacidad. Así, no está funcionando el Consejo Local para el sector, que debe bregar por los derechos y la vigencia de las medidas de inclusión indispensables, ni se están aplicando a fondo obligaciones como la de la accesibilidad plena en el transporte colectivo ni otras como la relativa a disponer de traductores a lenguaje de señas en todos los actos públicos. Es decir que una franja significativa de la población sigue padeciendo restricciones que les dificulta una mejor calidad de vida.

A todo esto, en la ciudad se suman más normas que amplían los derechos, como la iniciativa aprobada en junio por el Concejo Deliberante para eximir del pago de tasas a los vecinos con discapacidad. Pareciera que existe una sana voluntad por legislar que no tiene el suficiente correlato práctico.

Te puede interesar...

Ayer, el referente de la Asociación Patagónica de Síndrome Down, Víctor Aubert, manifestó su preocupación por la falta de actividad del Consejo Local, del que fue su último presidente. “En la actualidad, no existe”, expresó en referencia al organismo, que debería trabajar con representantes del Municipio, el Deliberante, otras instancias públicas e instituciones particulares. “Hace falta que vuelva a ponerse en marcha”, enfatizó. El dirigente destacó que en Cipolletti hay una cantidad apreciable de legislación para “tener una ciudad más inclusiva” que, sin embargo, no se aplica o solo se la concreta parcialmente.

Refirió que hay disposiciones que serían muy útiles, como la de disponer de un traductor a lenguaje de señas para los actos públicos, que no se están aplicando y que no insumirían muchos gastos. Como tampoco lo requerirían la construcción de más rampas para las personas con movilidad reducida y la puesta en vigencia de acciones para que las personas no videntes puedan tener mejores condiciones para gestionar en el ámbito público. Por otro lado, consideró necesario multiplicar las tareas de capacitación, ya que son muchos quienes quieren colaborar para una mejor calidad de vida de los discapacitados.

En tanto, Valeria Fernández, directora de Monitoreo del Ministerio de Desarrollo Social de Provincia, también lamentó que no se haya reactivado el Consejo Local, que en el pasado integró, y que cuenta con amplias atribuciones y posibilidades para responder a las necesidades existentes. Y dijo que otra carencia se relaciona con que ya no funciona el área del Municipio que alguna vez colaboró con las personas que hacían trámites para que se les reconozca su discapacidad.

Precisó que, desde su área, se procura atender al máximo los pedidos que se le formulan, trabajando con instituciones como Manos que Ayudan o la Fundación Estimulando para Incluir, y haciendo entrega, por ejemplo, de sillas de ruedas y de otros implementos de ortopedia, además de colaborar en diversas gestiones.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario