maquedag@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

A partir de febrero, los rionegrinos deberán pagar hasta un 24 por ciento más, en promedio, por el consumo de luz. Es que vuelve a subir el costo de energía en el mercado mayorista (MEM) que abastece a las distribuidoras. Se trata del concepto tarifario de abastecimiento eléctrico que más impacta en la factura.

El gobierno nacional dispuso en diciembre un tarifazo escalonado para 2019, sobre la compra de energía en el mercado mayorista que, en Río Negro, ronda el 36 por ciento en promedio, si se lo compara con el precio vigente. Luego, se agrega la suba de compra de la potencia también en el MEM, de febrero a abril, que será del 700 por ciento.

El nuevo cuadro tarifario todavía no fue aprobado, pero los técnicos del EPRE hicieron un primer ensayo respecto de lo que van a tener que pagar los usuarios. La variación que abonará un usuario de Edersa oscilará entre el 21% y el 26%, respecto de lo que pagó desde noviembre de 2018 a enero de 2019. Otro 5% más se aplicará en mayo y a partir de agosto, el costo de la compra de energía aumentará otro 5%.

Sin embargo, desde el organismo provincial que controla a las distribuidoras se calcula que el impacto que tendrá este aumento sobre la tarifa final que pagarán los rionegrinos no llegará al 30 por ciento a fines de 2019, porque la boleta también se compone del valor agregado de distribución que, por ahora, no contempla variaciones, de acuerdo al Marco Regulatorio Rionegrino.

“El primer guarismo que hicimos es sobre el costo de la energía y la potencia, para el primer trimestre del año”, indicó el jefe del área técnica del Epre, Agustín Vidal, a LM Cipolletti.

El incremento será por la suba del costo de la energía mayorista, uno de los ítems que inciden en la facturación de Edersa.

A modo de ensayo, Vidal comentó que para un consumo de 300 kiloWatts/hora bimestrales de un usuario residencial, el aumento será aproximadamente del 24 por ciento, con respecto a la tarifa que tiene vigencia hasta enero del corriente año. Todo esto, vale aclarar, sin considerar los distintos impuestos que se contemplan.

Tal porcentaje surge de considerar tanto el incremento que tendrá el costo de la energía a partir de febrero, como la suba de la potencia, que a partir del mes que viene será del 700 por ciento (más adelante está previsto que vuelva a sufrir otros dos incrementos, del 25 por ciento cada uno).

1764% El aumento de la energía mayorista desde 2016

A la cifra falta incorporarle el último aumento que tendrá vigencia a partir de febrero. Para los usuarios, el tarifazo fue menor, pero igualmente importante: el precio final subió 236%.

No hay certezas sobre el futuro de la tarifa social

El panorama se complica un poco más porque Nación derogó la resolución mediante la cual mucha gente se acogía al beneficio de la tarifa social. Esto ya no va más y la Provincia todavía no resuelve qué va a hacer, cómo hará para sostener este subsidio sobre la boleta de luz y que no quede un tendal de consumidores fuera del sistema.

Cabe recordar que la tarifa social apuntaba a cuidar a los sectores más vulnerables de la población, con dificultades reales para no pagar la tarifa plena.

“Estamos hablando de 52 mil usuarios en Río Negro, que representan un 20 por ciento del total”, comentó Vidal. De los 52 mil vecinos que pagan una tarifa social, 41.500 son usuarios de la distribuidora Edersa. El resto queda en manos de otras dos distribuidoras en la provincia.

Si bien los aumentos son dispuestos por Nación sobre el costo de la energía que le compra Edersa a Cammesa, y la potencia, por reglamento, todas las actualizaciones de precio que ha tenido esta variable con la administración del presidente Mauricio Macri se trasladan a los usuarios.

Es decir, es lo que se espera que ocurra cada vez que aumenta este componente, el cual representa el 70 por ciento de la factura de luz.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario