El clima en Cipolletti

icon
31° Temp
10% Hum
LMCipolletti circo

Quiso ingresar más gente al circo varado y hubo tensión

Los propietarios del predio vieron cuando intentaba ingresar una casilla rodante rompiendo el alambrado. El acuerdo impedía el acceso de más familias al lugar.

Este martes, alrededor de las 8 de la mañana, llegó una casilla rodante al predio que ocupa el circo Dihany en Cipolletti e intentaron ingresar pese a que el acuerdo que había entre los propietarios y los artistas era de no permitir más personas. Hubo momentos de tensión y el arreglo estuvo a punto de quedar sin efecto. La inmobiliaria pretende que para fin de año, puedan trabajar o no, logren abandonar el terreno para avanzar en el proyecto de urbanización.

Desde marzo el circo quedó varado en la ciudad sin la posibilidad de trabajar y con un cuerdo de poder ocupar el lugar hasta poder movilizarse, pero con la condición de no permitir el ingreso de más personas. Este martes uno de los propietarios advirtió el momento justo en el que un colectivo de artistas intentaba ingresar sin aviso previo, y lograron impedirlo. Por esta situación se generó dudas al respecto del convenio que se había realizado de buena fe entre ambas partes.

Te puede interesar...

"Para resguardar el predio los dueños hicieron instalar alambrado en todo el perímetro y permitieron que se queden quienes estaban con el circo. El lugar quedó todo cerrado con un único acceso por calle Mariano Moreno. Pero este martes a la mañana los dueños advirtieron un colectivo con personas desconocidas intentando ingresar por atrás, queriendo cortar el alambrado. Dijeron que eran artistas del circo, pero no estaban en el registro. Fueron los propietarios quienes frenaron la situación”, explicó a LM Cipolletti el representante de la inmobiliaria Sol, Ricardo García.

casa rodante circo.jpeg
Colectivo y casa rodante que intentó ingresar el martes al predio. 

Colectivo y casa rodante que intentó ingresar el martes al predio.

La tensa situación generó confusión, y se entendió como una violación al acuerdo que se concretó entre las partes.

“El acuerdo era no incorporar a más nadie. No importa sin son parientes o artistas. No avisaron nada. Podrían haber generado un acceso adicional autorizado por el propietario, y nos encontramos que querían romper el alambrado. Ni siquiera avisaron o consultaron. El lugar no es un camping ni un estacionamiento, es una propiedad privada, y hay que respetar lo que se acordó que fue de buena voluntad porque no existe ninguna obligación", expresó García.

circo Dihany 1.JPG

Dijo que esta situación generó un conflicto innecesario, con temor, y no quieren que salgan nuevamente a decir que los quieren desalojar.

“Los dueños del predio van a respetar el acuerdo que había hasta que se encuentre un lugar, y vamos a ayudar en todo lo que sea necesario. Pero lo de hoy fracturó la relación. No tuvieron el cuidado ni de avisar. La idea es que para fin de año, puedan trabajar o no, se retiren, porque los propietarios tienen suspendido un proyecto de urbanización allí. Entienden toda la situación, pero tampoco pueden ser los responsables. Buscamos que no se genere nada confuso y que todo se pueda solucionar de la mejor manera, pero los acuerdos hay que respetarlos. La intención es poder dejar todo por escrito en los próximos días con un contrato de restitución del inmueble”, explicó García.

Añadió que hay un temor por la responsabilidad civil porque cualquier accidente que ocurrió en ese terreno la culpa recaerá sobre los dueños.

“El acuerdo que teníamos, se mantiene, advirtiendo que, lo que ocurrió, no puede volver a pasar. Y en todo lo que podamos ayudarlos, lo vamos a hacer”, afirmó el representante de la inmobiliaria.

Circo Dihany 3.JPG

Daniel Molina, dueño del circo, explicó que lo ocurrido este martes fue un gran malentendido. Afirmó que sabía de la llegada del grupo de artistas al lugar, pero que el horario lo tomó por sorpresa, y pidió disculpas.

“Ellos son artistas del circo, pero estaban de paso. Iban a quedarse una noche y seguían viaje. Solían ingresar por detrás, como era en marzo, por eso quisieron entrar por ahí. Yo no sabía que habían llegado hasta que los vi. Pido disculpas a los dueños y a la inmobiliaria, y admito que fue un error. Además, aseguro que no va a volver a pasar”, expresó Molina.

Admitió que encontrar un nuevo lugar en Cipolletti en muy difícil, y además que no tienen dinero para el combustible. “Tenemos 10 casas rodantes y 8 semirremolques para movilizar, pero no tenemos nafta. El problema es no poder trabajar. Nuestro rubro está regido por el Gobierno Nacional y aún no nos autorizan. Es una locura que en un bar pueda haber 100 personas amontonadas y nosotros no podamos hacer una función con protocolo y distancia social. Queremos trabajar, no quedarnos a vivir acá”, contó Molina.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

30.612244897959% Me interesa
4.0816326530612% Me gusta
4.0816326530612% Me da igual
10.204081632653% Me aburre
51.020408163265% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario