Quieren mudar el movimiento de embarcaciones de la Tercera Bajada de Las Grutas

Estudian la viabilidad de la ubicación al sur de la Séptima Bajada.

El gobierno rionegrino impulsa un proyecto para reorganizar el movimiento náutico en Las Grutas, donde se utiliza desde hace décadas la rampa de la Tercera Bajada, habilitada para bajar a la costa y subir gomones, lanchas, bananas y canoas. Todo se hace en medio de multitudes de veraneantes, punto central que busca modificar la iniciativa.

Trasladar ese despliegue hacia un sector más apto y seguro es el objetivo del programa denominado “Desarrollo de Actividades Náuticas Recreativas para Las Grutas”, en el que trabaja desde hace algunos meses el Ministerio de Turismo, Cultura y Deporte, con el acompañamiento económico del CFI –Consejo Federal de Inversiones-.

Te puede interesar...

El estudio de las alternativas para escoger un nuevo sitio fue encomendado a María Cecilia Norman y Francisco Deferrari, ambos ingenieros especialistas en puertos.

Días atrás presentaron en San Antonio y Las Grutas un diagnóstico y resultados preliminares de la labor.

Los profesionales llegaron acompañados por Daniel García, secretario de Turismo de Río Negro y la subsecretaria de Desarrollo Turístico, Mariela Messina.

Compartieron reuniones con autoridades del EMPROTUR - Ente Mixto de Promoción Turística- de Las Grutas, San Antonio Oeste y Puerto San Antonio Este-; también con comerciantes y empresarios del sector, y con funcionarios gubernamentales, representantes de Prefectura y vecinos interesados en la temática.

En los distintos encuentros resaltaron que el programa busca dotar de lineamientos para planificar el reordenamiento de las actividades en forma escalonada.

Explicaron que recopilaron información, revisaron leyes y normas sobre urbanismo y medio ambiente, observaron el área en distintos momentos del año, y se entrevistaron con residentes y conocedores de la actividad marítima.

Ahora viene la instancia que corresponde seleccionar alternativas y diseñar las intervenciones a realizar en el terreno, etapas a la que se quiere arribar con el consenso de todos los actores de la comunidad, subrayaron con énfasis.

Los riesgos de la actual ubicación

El proyecto apunta a mejorar las condiciones de seguridad en la playa de la Tercera Bajada, que es una de las más concurridas en temporada.

Son habituales las maniobras que se efectúan entre medio de una multitud veraneantes, y si bien se demarca un sendero hacia el mar en el sector de arena, el desplazamiento del vehículo y el tráiler por la pendiente de cemento genera riesgos para las personas.

De hecho, se tienen registros de accidentes por desperfectos o imprevistos en las operaciones, pero la fortuna quiso que no provocaron lesionados graves.

Pero además la iniciativa también aspira a facilitar al desarrollo de la navegación en pequeñas embarcaciones, captar el interés de los miles de aficionados dispersos en la zona, y generar un “polo” de la actividad que colabore con la ruptura de la estacionalidad veraniega, genere puestos de trabajo y perspectivas de desarrollo.

Cañadón de la Paloma cerca.JPG

El cañadón de la paloma

Si bien aún no hay un lugar definido donde construir la nueva bajada, por las condiciones morfológicas, comportamiento del mar y disponibilidad de espacios en tierra, los especialistas indicaron que debería ser al sur de la Séptima Bajada.

Y el Cañadón de la Paloma, que se encuentra inmediatamente después de la Séptima Bajada, aparece como una de las alternativas posibles.

Los profesionales explicaron que es factible por la característica de la playa y la dinámica marina, y que se requerirían obras que generarían un menor impacto al medio ambiente.

También valoraron que hay disponibilidad de terrenos, dado que se contempla la construcción de un puesto de Prefectura y dependencias como guardería de embarcaciones, servicios y emprendimientos comerciales vinculados con la navegación.

Están de acuerdo

En la serie de encuentros que encabezaron Norman y Deferrari hubo coincidencia general en que es necesario encontrar otra ubicación para la bajada.

Así opinó Claudio Barbieri, responsable de Cota Cero, la empresa de buceo que desde hace décadas tiene base en la Tercera Bajada e integra la Asociación de Prestadores de Servicios Náuticos.

“Estamos de acuerdo con el traslado. No queda otra, hay que hace algo”, manifestó.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario