Quemaron 145 kilos de marihuana y medio kilo de cocaína en ALPAT

El operativo fue dirigido por la jueza Federal de Viedma, Mirta Filipuzzi, en medio de un gran despliegue de efectivos de Prefectura Naval.

Cerca de 145 kilos de marihuana, medio kilo de cocaína y elementos vinculados a unas 40 causas por drogas fueron quemadas hoy en uno de los hornos de ALPAT.

La jueza Federal de Viedma, Mirta Filipuzzi, encabezó hoy un operativo en el que quemaron una gran cantidad de droga en uno de los hornos de ALPAT –Alcalis de la Patagonia- la empresa productora de carbonato de sodio, ubicada en San Antonio Oeste.

Es la cuarte vez que eliminan estupefacientes en este gigantesco establecimiento fabril, propiedad de Cristóbal López y Fabián De Sousa, recientemente detenidos por delitos tributarios.

En esta oportunidad fueron 144 kilos de marihuana y medio kilo de cocaína incinerados en uno de los dos hornos giratorios que alcanzan enormes temperaturas.

Junto a esa cantidad también arrojaron al fuego varias cajas con discos compactos que contenían escuchas de las intervenciones telefónicas ordenadas por Filipuzzi en el desarrollo de unas 40 causas efectuadas este año por infracción a la ley de drogas, informó un integrante del juzgado.

El dispositivo se llevó a cabo en medio de importantes medidas de seguridad, con un gran despliegue de efectivos de Prefectura Naval que se instalaron con armas largas en los dos puestos con guardia permanente que tiene el único camino para acceder al complejo industrial, tan grande como una pequeña ciudad.

La incineración de narcóticos es una modalidad impuesta por la Cámara Federal de General Roca, que dictó una reglamentación al respecto en el 2012. En agosto de ese año se efectuó la primera operación en ALPAT, elegida por utilizar en su proceso de fabricación altas temperaturas.

Embed

La quema se concretó luego de cumplimentarse los trámites de rigor y demandó solo unos pocos minutos, lo que demoraron abrir las cajas y arrojar los paquetes al horno, que es una enorme estructura cilíndrica de unos cien metros de largo que gira permanentemente y es alimentado a gas.

Allí realiza uno de los procesos en la producción de carbonato de sodio, materia básica para la fabricación de medicamentos, cosméticos, vidrio, pinturas y un sinfín de utilidades.

La temperaturas en el horno alcanza los mil grados.

LEÉ MÁS

Cayó una megabanda narco

Los 494 kilos de droga eran para vender en el Valle

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario