El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
83% Hum
LMCipolletti audiencia

Continúa este viernes la audiencia por el asalto a la concesionaria de Allen

La formulación de cargos se inició el jueves, pero se postergó por pedido de los cinco detenidos. Se realizará en Roca de manera presencial. Hay firmes pruebas en su contra.

La Policía detuvo este jueves a cinco hombres acusados de haber participado en uno de los millonarios asaltos registrados en Allen en las últimas semanas.

En este caso les achacan a Lautaro Antonio Barra, 22 años; Gonzalo Alejandro Castillo, 26; Diego Alberto Poblete, 41 -los tres domiciliados en Cipolletti- y Gabriel Alejndro Lagos, de 22 y Juan Pablo Cid, 29, de Fernández Oro, el atraco a la concesionaria de vehículos ubicada sobre la Ruta 22 cometido el último jueves 25 de enero.

Te puede interesar...

La Fiscalía allense reunió elementos de prueba contundentes contra los sospechosos y los presentó en la audiencia de formulación de cargos iniciada poco después del mediodía de la víspera a través de la plataforma Zoom, pero que se suspendió por el planteo del defensor Oficial Miguel Salomón, quien pidió que el trámite se desarrolle de manera presencial.

Asalto concesionaria.jpg

El requerimiento fue avalado por el juez de Garantías Julio Martínez Vivot, quien resolvió continuar el trámite este viernes en los tribunales de General Roca.

De todos modos los fiscales de Allen, Ricardo Romero y Laura Olea, alcanzaron a describir la hipótesis del caso, surgido del trabajo realizado por la Brigada de Investigaciones de la Policía rionegrina.

Según lo determinado en la pesquisa, entre las 8:15 y las 8:30 la banda ingresó al comercio ubicado sobre la Ruta 22, donde también vive su propietario en un piso superior. Primero entró un hombre, simulando estar interesado en uno de los rodados en venta y cuando se retiraba entró otros tres sujetos con el mismo argumento. Pero inesperadamente uno de ellos extrajo un revolver y le dio un golpe en la cabeza al comerciante, provocándole una herida sangrante. Inmediatamente amenazaron con matarlo, a él y al hijo que estaba durmiendo en la vivienda. Lo tiraron al piso, lo maniataron y lo siguieron golpeando, mientras le exigían la entrega de dinero.

Asalto concesionaria 7.jpg

Uno de los delincuentes se quedó cuidándo a la víctima, mientras que los otros tres revisaron el local y la casa hasta que encontraron cerca de $3 millones, en billetes de 500 y $1.000, tres celulares, documentos de tres vehículos, un matero, una mochila y una alianza de oro.

Luego se subieron a una Ford Ranger, propiedad del damnificado, que tenía las llaves colocadas y escaparon en dirección a Cipolletti.

Falsos clientes

Los investigadores lograron armar la secuencia de la irrupción de los ladrones, que fueron muy violentos con el comerciante. Las imágenes de las cámaras de seguridad del local fueron determinantes en este aspecto.

La banda llegó al lugar en un VW Voyage conducido por Cid.

Asalto concesionaria 5.jpg

Barra, Lagos, Castillo y Poblete ingresaron simulando interés en un rodado. Pero cuando eran atendidos por la víctima, Poblete le dio un culatazo en la cabeza y lo siguieron golpeando en el piso.

Mientras que los otros revisaron el local y la casa hasta que encontraron el botín que se llevaron.

La policía allanó el jueves sus viviendas y los detuvo: Barra, 22 años, vive en el barrio Anahi Mapu; Castillo (26) en las 200 y Poblete (41)en las 1200 de Cipolletti.

Además, en los distintos domicilios secuestraron otros elementos que reforzarían los cargos. Como prendas de vestir coincidentes con las que llevaban el día del hecho, dinero en efectivo y celulares, entre otras cosas. También habían encontrado abandonada la camioneta robada.

Las pruebas

El video registrado por las cámaras de seguridad de la agencia muestra claramente las particularidades físicas y las vestimentas de los ladrones, que actuaron a cara descubierta y sin guantes. Ese material fue clave para incriminar a los sospechosos. Lo mismo que una huella dactilar perteneciente a Lautaro Barra, quien en un momento del asalto tomó la pantalla de una computadora, se presume con el interés de llevársela, aunque luego la dejó. Esa maniobra permitió recuperar el rastro y cotejarlo con los archivos policiales, cuyo resultado arrojó que correspondía “categórica e indubitablemente” con uno de los dedos del joven de 22 años.

Pero la primera pista la aportaron los mismos policías que comenzaron a trabajar en el caso, pues en las imágenes reconocieron a los autores del hecho por ser conocidos en el ámbito de la fuerza.

Barra, por ejemplo, hace pocos días cumplió una condena en el Establecimiento Penal 5 de Cipolletti por dos causas por hurto.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario