El clima en Cipolletti

icon
Temp
57% Hum
LMCipolletti policía

Policía denunció a tres superiores por maltrato laboral

De acuerdo a la denuncia que presentó la mujer policía en el Juzgado de Paz de Cipolletti, los maltratos comenzaron a raíz de un problema de salud que padeció.

M.C.A. es la empleada policial de 31 años que denunció penalmente a tres superiores por maltrato laboral.

La mujer policía presentó una denuncia contra un jefe de Brigada en Cinco Saltos, una autoridad de Río Negro Emergencias y otro jerárquico de Investigaciones de Viedma.

Te puede interesar...

Fue a raíz de un problema de salud que padeció y le trajo consecuencias en el trabajo.

En su denuncia, que quedó a cargo de la jueza de Paz Gabriela Montorfano, apuntó: "En noviembre del año pasado pedí el traslado a la órbita de Río Negro Emergencias, a sabiendas que como civil iba a estar mejor. Salí de la Comisaría 7ma de Cinco Saltos. Pedí irme al Comando 911 de General Roca. Ahí es donde como había sido operada de la tiroides, una operación bastante compleja, no me encontraba bien para hacer guardias. En esos días empecé a ver situaciones de maltrato, recibí maltrato, malas contestaciones, terminé internada y tuve una descompensación de hipocalcemia”.

También precisó que no pudo acercar los certificados a la dependencia, pero envió todos los comprobantes por WhatsApp.

Como respuesta, mencionó que le iniciaron dos sumarios. Pero se encuentra bajo tratamiento psicológico hasta el próximo 7 de julio.

Posteriormente, fue al centro de monitoreo de Fernández Oro.

De acuerdo a su denuncia, a la que accedió LMCipolletti, ella quedó como coordinadora del lugar. Pero no había gas, por lo que solicitó trabajar durante el día. No lo consiguió. Pese a las patologías que presentaba, tuvo que hacer guardia y los roces con la persona a cargo fueron cada vez más notorios.

"Ellos sabían las patologías que tenían y no me dejaron", dijo la mujer policía en la denuncia penal.

La denunciante consiguió gas por su cuenta, pero no la dejaron proseguir con la acción.

También tuvo inconvenientes para iniciar una carrera universitaria.

“Yo llegué al desgaste total. El 11 de mayo trasladan a otra persona a ese lugar, de mayor jerarquía. Ahí yo ya decido retirarme por certificado”, expresó en la denuncia.

Y prosiguió: “Pasó el 13 de mayo, termino con un ataque de pánico, porque la verdad que me sentí manoseada, por saber que mi escalafón es maestranza y no me corresponde hacer ninguna de las tareas que me dieron. Paso razones de salud, otro certificado, y el 7 de junio me ve el psicólogo del hospital, quien me diagnostica un trastorno adaptativo y depresivo".

Reconoció la buena voluntad del subsecretario de Seguridad y Ciudadanía Guillermo Moreno, para que cambie de ambiente y trabaje más tranquila en otra dependencia policial.

El 22 de junio le salió el traslado a la Brigada de Investigaciones de Cinco Saltos, donde también indicó tuvo problemas. Es que si bien había sido aceptada para trabajar en ese lugar, luego su jefe le escribió por celular: "No la voy a tener en cuenta en mi equipo de trabajo, se lo aviso para que se busque otra unidad, mil disculpas".

Tras la negativa, la mujer policía dijo que "entró en crisis" y su psiquiatra la tuvo que medicar.

Finalmente, le salió el traslado a la Escuela de Suboficiales de Cipolletti, de acuerdo a la denuncia, por orden de Julián Martín. Esa fue la gota que rebalsó el vaso.

“Yo me entero porque lo visualizo en la orden del día. Entiendo de las cuestiones de la Policía, y sé que eso salió de la dirección. Pero yo no tengo nada por lo que puedan tener ese trato, como que yo hubiera hecho algo malo. Yo siempre me quejé de las cosas, pregunté todo. Entonces lo tomo como una medida arbitraria, como que me sacan del medio porque no sirvo y que se haga cargo otro”, indicó la mujer policía en la denuncia penal.

Todos los manejos y desmanejos que hizo la Policía con ella la hacen sentir como un estorbo. "No saben a dónde llevarme, y nadie me dice cuál es el problema que tienen conmigo", advirtió.

Según consta en la denuncia, tiene dos sumarios administrativos por problemas de salud y ahora también va a tener uno psicológico. Pidió asistencia porque tiene patologías crónicas y afirmó que no se le brindó ayuda.

Solicitó también a la Jefatura que tome medidas contra las personas que denunció. "Pedí irme a un lugar tranquilo y no tuvieron contemplación. Yo no estoy mintiendo en mi estado psicológico", concluyó la denunciante en el escrito.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario