Perdió su billetera en Santa Fe, una chica la encontró y un año después viajó para agradecerle

Filippo, un nene de 11 años oriundo de Fernández Oro, había viajado en 2018 junto a sus padres a San Carlos para participar de El Argentinito. Allí perdió su billetera y lo que ocurrió después, es historia.

¿Quién hubiera imaginado que un hecho desafortunado podría terminar con un final feliz y una amistad de por vida? Eso es justamente lo que le pasó a Filippo Padua, un nene de 11 años de Fernández Oro que en 2018 viajó junto a sus padres a Santa Fe para participar de El Argentinito de San Carlos y perdió su billetera con poco más de 500 pesos.

Te puede interesar...

La chica que la encontró, Yamila Noriega, lo buscó por las redes sociales para devolvérsela y, un año después, la familia rionegrina viajó nuevamente al centro oeste del país para encontrarse con ella y agradecerle el tremendo gesto que tuvo con ellos, uno que muchos creen que en la actualidad ya está perdido.

En diálogo con LM Cipolletti, Natalia Santarelli, mamá de Filippo, contó que el año pasado viajaron a la localidad de San Carlos porque su hijo, quien es parte de la escuelita de fútbol Club del Crack de Neuquén, iba a participar de uno de los eventos deportivos más convocantes a nivel nacional, el Argentinito. Todo parecía ir bien, hasta que el pequeño se dio cuenta de que le faltaba algo: la billetera.

“Él se acordaba que había ido a una heladería, por lo que fui a una que estaba cerca y me dijeron que no habían encontrado nada. Esto fue un domingo y el lunes ya emprendimos el viaje de regreso. Ese mismo día a la noche vi que tenía una solicitud de mensajes en mi cuenta de Instagram, pero no lo abrí. Después vino Filippo y me dijo que una chica le había escrito a él también explicándole que había encontrado su billetera”, relató la mujer.

Ante la intriga, decidió abrir el mensaje. Quien le escribía era Yamila, empleada de Heladería Victoria, preguntándole si era la mamá de Filippo y comentándole sobre el hallazgo. “Me mandó una foto de la billetera, me dijo que quería enviarla por correo, pero nosotros decidimos que queríamos viajar de nuevo a San Carlos para recuperarla y, sobre todo, agradecerle en persona”, aseguró.

Un año más tarde, y tal como lo habían prometido, Filippo y Natalia se fueron a Santa Fe para encontrarse con la joven. Una vez allí, se abrazaron y compartieron una tarde juntos, con una sensación de haber sido amigos desde hace mucho tiempo. El dueño del local hasta les regaló helado y se negó, amablemente, a aceptar su dinero. Es que la odisea por la que habían pasado era merecedora de una dulce atención.

“Yamila nos explicó que se había dado cuenta de que era una billetera de un nene porque adentro había una tarjetita en la que aparecía el Instagram de Filippo. Cuando la encontró, el dueño de la heladería le dijo que fuera a preguntar al Argentinito porque habían ido muchos chicos al comercio, pero no nos encontró. Finalmente, logró comunicarse con nosotros por mensaje privado”, detalló Mariana.

Agradecida por el gran gesto, publicó una foto de los tres disfrutando de un helado en su cuenta personal, a partir de la cual otros medios de comunicación también se hicieron eco de la historia. “El mundo necesita más gente así. ¡Por más Yamilas!”, expresó, emocionada.

Hoy, Filippo y Natalia se siguen en las redes sociales con Yamila y crearon un vínculo por demás especial que –aunque se haya originado de la manera más insólita- es inquebrantable, ya que surgió desde la amabilidad, solidaridad y empatía.

Filippo es el pequeño hijo de Oscar Padua, un histórico jugador de fútbol.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario