Paralizaron las obras de ampliación de la Ruta 22

La empresa que trabajaba en Puente 83 retomará tareas tras la audiencia de Vialidad Nacional.

En el Municipio han llegado a la conclusión de que la empresa encargada de la ampliación de la Ruta 22 ha abandonado los trabajos en el sector de Puente 83 Sur y Tres Luces debido a la oposición surgida últimamente en distintos sectores barriales ante el riesgo de quedar aislados por el desarrollo de los trabajos.

A las autoridades les llamaron la atención las afirmaciones de los vecinos de la zona de que la firma Vial Agro había dejado de ejecutar sus tareas y, por eso, el secretario de Gobierno, Diego Vázquez, se apersonó el martes en el lugar donde se construye un nuevo puente en el canal de desagüe P2 para observar la situación.

El funcionario constató que las actividades se hallaban paralizadas y que no había personal ni maquinaria en las inmediaciones. Por lo que pudo averiguar después, los encargados de las tareas decidieron priorizar para el interregno otros puntos de la ruta hasta que se despejen todas las incógnitas en la audiencia que deberá concretar Vialidad Nacional después del domingo 20. Los habitantes de los barrios cipoleños de Puente 83, Tres Luces, Calle Ciega, Martín Fierro y María Elvira y del orense La Unión han planteado su rechazo a la posibilidad de que las obras de ampliación de la arteria no contemplen una conexión directa con el resto de la zona urbana y también con barriadas de las inmediaciones.

Las informaciones de que disponen indican que el proyecto de Vialidad Nacional no tiene en cuenta la construcción de un cruce elevado ni ninguna otra forma de comunicación a través de la futura calzada para vincular las tierras y comunidades del sur de la ruta.

De llevarse a cabo estos planes, los vecinos damnificados tendrían que desplazarse no menos de 5 kilómetros hasta los cruces que habrá en Fernández Oro y en el acceso a la Ruta 22.

Además, tras el gran aguacero de hace un par de semanas, se observó que la obra del puente en el canal P2 podría no ser lo suficientemente efectiva para la evacuación de las aguas en caso de precipitaciones abundantes, planteándose así muchos interrogantes sobre la conveniencia del emprendimiento tal como ha sido diseñado.

De este modo, las labores previstas para Cipolletti, que se habían focalizado en el viaducto del desagüe, se han visto detenidas mientras se aguardan las definiciones oficiales.

Se trata de una nueva postergación de un emprendimiento, como es la ampliación de la ruta, que resulta muy necesario concluir para mejorar la circulación y aumentar la seguridad vial.

Vecinos molestos

Oposición y amagues de protestas

Las obras a la altura de Puente 83 Sur se paralizaron por la decidida oposición de los vecinos de los barrios rurales de la zona. Es que en un petitorio y en las conversaciones que mantuvieron en el Municipio dejaron bien en claro que no iban a permitir que se siga adelante hasta no contar con seguridades de que se los tendrá en cuenta en sus reclamos tendientes a disponer de un cruce directo para la ruta. En cuestión de pocos días habían logrado reunir unas 700 firmas para acompañar sus demandas y estaban dispuestos a protagonizar protestas si no se tomaban en cuenta sus planteos. Para ellos, en el gobierno nacional deben entender que donde viven no es un sector de chacras sin habitantes, sino una amplia zona donde hay no menos de seis barrios, que suman una población más que significativa en número. De que los respeten depende que los trabajos puedan continuar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario