Otra toma en Costa Norte: sospechan de un pastor

Horas después de la liberación de un terreno en Costa Norte, usurparon otro en el mismo barrio.

La tranquilidad le duró apenas un par de horas a los policías y fiscales cipoleños que intervinieron en la toma de tierras en Costa Norte. Las familias se fueron de una chacra el viernes por la tarde y, antes de la medianoche, ya había otra usurpación a escasos mil metros. En el barrio ribereño, los vecinos aseguran que hay familias que fueron de una ocupación a otra, pero los investigadores lo niegan e investigan a un pastor evangélico como el instigador del delito.

La nueva toma no sorprendió a la Justicia local, que había advertido que había fuertes rumores de una usurpación. Sin embargo, ni con un operativo especial de la Policía pudieron impedirlo. Sí, se montó luego un operativo en el predio, ubicado también en Costa Norte, para evitar que ingresaran materiales para construir viviendas.

Te puede interesar...

Ayer por la mañana, las autoridades judiciales comenzaron a investigar la posible participación de un pastor evangélico en la convocatoria para ocupar las tierras. La convocatoria por las redes sociales contó con la adhesión de 50 personas que se instalaron en una chacra ubicada a uno mil metros de la última toma de Costa Norte, lindante al río Neuquén.

El pastor participó “de la organización del asentamiento en ese lugar y habría invitado a parte de su comunidad religiosa junto con familias de origen paraguayo.

También hay varias personas con domicilio en Neuquén capital”, confiaron fuentes ligadas a la investigación.

Las sospechas surgieron luego de un relevamiento en el lugar. El hombre sería citado a declarar en los próximos días y se le pueden formular cargos por usurpación.

Desde la fiscalía a cargo de Matías Stiep se expresó que manejaban información de una posible usurpación organizada para hoy, pero que se adelantó. Además, dijeron que van a pedir la formulación de cargos y elevar al juez un pedido de desalojo.

Los vecinos de Costa Norte que denunciaron la nueva toma, afirmaron que varias de las familias habían participado de la usurpación previa. La Policía y la Justicia, lo negaron.

Sin prevención

Convocatoria por celular

La Policía y la Fiscalía tenían el rumor de una usurpación, a raíz de mensajes de Whatsapp. Habían anunciado un operativo preventivo, pero no funcionó porque creían que sería hoy.

Custodia y desalojo

La Policía bloqueó ingresos al predio para evitar que se construyan casillas que consoliden la toma de tierras. En tanto, desde la Fiscalía se advirtió que pedirá rápidamente el desalojo a la Justicia Penal.

LEÉ MÁS

Buscan evitar que se extinga el sauce criollo

Pechi, antes de las marchas en apoyo a Macri: "Los gobiernos populistas son peligrosos"

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario