Ordenan al 109 pasar los pedidos de auxilio al 911

Los empleados temen el cierre de la central de emergencias local.

Los trabajadores de la Central de Emergencias 109 manifestaron su temor por una problemática que los viene aquejando hace varios meses y que ya estaría causando efectos negativos en la gestión de los casos de emergencia denunciados en la ciudad. Se trata de un memorándum que exige que todas las llamas que lleguen al 109 deben ser derivadas al 911, con sede central en la capital provincial.

Según manifestaron, tanto los móviles policiales como las ambulancias y los bomberos tardarían más tiempo en llegar a los destinos que requieren de su asistencia.

Te puede interesar...

Si bien la solicitud fue firmada el 19 de marzo por la Dirección General de Seguridad, quienes se desempeñan en el sector aseguran que es una situación que se repite día a día y que genera incertidumbre entre los empleados, porque creen que su fuente laboral está en riesgo. Por el momento, el número único de emergencias de la comuna cipoleña sólo funcionaría como intermediaria entre los ciudadanos y la línea provincial. Desde el Ejecutivo no brindaron detalles sobre las causas por las que se envió el memorándum a los empleados del 109, a pesar de las consultas de LM Cipolletti.

En Río Negro no hay otra central telefónica de emergencias municipal

“A los chicos nuevos que ingresaron nunca les dieron las capacitaciones que les prometieron. Con el cambio de gestión, llegaron jefes nuevos y ahí empezaron algunos de los conflictos que tenemos hoy. No entendemos esta orden de derivar todos los llamados al 911, creemos que sólo quieren que el 109 funcione mal”, sentenció uno de los empleados del área.

A su vez, remarcó que Cipolletti es la única ciudad que tiene un sistema de emergencias propio y que, por esta razón, no deberían estar experimentando estos problemas. “La Policía, las ambulancias y los bomberos ya solían tardar, pero ahora el tiempo va a ser mayor. Además, desde Viedma no conocen las calles de nuestra ciudad y, en general, tienden a dar indicaciones erróneas”, sentenció.

Un ejemplo

Un taxista de la ciudad aseguró que la falta de agilidad en el sistema se hace sentir y que ya perjudicó a varias víctimas de la inseguridad.

“El otro día tuvimos un problema con uno de nuestros móviles y cuando logramos pedir ayuda policial, ya era tarde. Una camioneta tuvo problemas con unos chicos en las 400 Viviendas, los seguimos pero los perdimos. Cuando apareció el patrullero, ya estábamos todos en la base de taxi”, concluyó el testigo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario