¿Nuevo Ferri, la próxima toma que se regularizará?

El asentamiento, el Municipio y los propietarios buscan un acuerdo.

El asentamiento Nuevo Ferri podría ser el nuevo sector de la ciudad que entre en un proceso de regularización y urbanización. Todo dependerá de la voluntad que pongan vecinos y propietarios de las tierras para ponerse de acuerdo en el precio más adecuado para los lotes. Para esta semana se espera una reunión entre las partes, auspiciada por el Municipio, que puede ser clave. En caso de que estos esfuerzos fracasen, los pobladores irán por la declaración de utilidad pública y la expropiación, que demorará más y seguramente será más complicada.

Dos encuentros han mantenido ya representantes de los habitantes con autoridades de la comuna. De las conversaciones han participado integrantes de la comisión vecinal de la toma y de la oposición, todos unidos en pos de una solución definitiva para el problema dominial y la normalización legal y administrativa. Por el Ejecutivo cipoleño, participaron el intendente Aníbal Tortoriello; el secretario de Gobierno, Diego Vázquez, y la concejal Marcela Linhardo.

Entre los compromisos asumidos por el Municipio figura el de propiciar la reunión que las partes deberían efectuar durante la semana. A las negociaciones, los vecinos y los representantes de la empresa Lamolla, dueña de las tierras, concurrirán con su oferta sobre el valor de las parcelas.

Ayer, el vecinalista Juan Acevedo manifestó que en Nuevo Ferri existe interés en llegar a un entendimiento, sobre la base de un valor que puedan pagar las familias afincadas, las que además deberán empezar a pagar, si hay normalización, por los servicios y por las tasas municipales, por lo que no pueden excederse económicamente más allá de un límite. Son conscientes de las dificultades que la ocupación trajo a los propietarios y por eso están dispuestos a hacer su máximo esfuerzo. Además, su propuesta implicará un monto mucho mejor que el que devendría de una eventual expropiación.

Nuevo Ferri empezó a conformarse en 2003 aunque el envión definitivo lo tuvo en 2009. Desde entonces, no ha habido posibilidad de llegar a una definición, que tal vez se alcance ahora.

Las partes buscan acercar posturas sobre el valor de las tierras. Si no hay una solución por el diálogo, los vecinos pedirán que se trabaje para la expropiación.

16 hectáreas tiene la toma, donde viven 345 familias.

El predio tiene perfectamente demarcada la traza de las calles y se han delimitado terrenos como reserva fiscal y para espacios verdes. Como barrio, está notablemente consolidado.

“Propondremos un precio por las tierras que pueda ser pagado por los vecinos y que, a su vez, sea útil para los propietarios. Si no hay acuerdo, iremos por la utilidad pública”.Juan Acevedo. Vecinalista de Nuevo Ferri

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario