Municipio abasteció con 150 litros de gasoil al hospital para que no se quede sin luz

El centro asistencial necesitaba combustible para su grupo electrógeno porque no tenía dónde cargar ni recurso suficiente. Agentes de Protección Ciudadana se lo brindaron y asistieron, también, a una mujer electrodependiente en su domicilio.

En situaciones dramáticas y excepcionales, la colaboración entre vecinos e instituciones puede, literalmente, evitar el desastre. En ese contexto, cobra real dimensión el aporte que pueden hacer para llegar con recursos donde la necesidad es real y apremiante.

Un caso: el hospital de Cipolletti, que es prioridad en la agenda de cualquier contingencia, para que su luz no se apague y siga operativo, como efectivamente lo hizo, mientras toda la ciudad y la región permanecían oscuras.

Te puede interesar...

Pero nobleza obliga decir que el Municipio jugó un papel preponderante con el suministro de 150 litros de gasoil para que el enorme grupo electrógeno que tiene el centro asistencial que es cabecera en la zona no corriera riesgos ni sobresaltos.

“Se trata de darnos una mano entre todos, porque cuando necesitamos al hospital, también colabora con nosotros”, destacó el jefe de Protección Civil, Felipe Vallejos.

Sostuvo que, desde el centro cabecera de Salud les avisaron con tiempo que necesitaban una provisión de combustible, y Defensa Civil asistió con su reserva alrededor de las 11.30 de ayer.

“Ellos tienen un grupo electrógeno muy grande, pero no podían cargar combustible porque las estaciones de servicio estaban cerradas, pero nosotros tenemos bastante reserva, así que aportamos 150 litros. Con eso tenían para funcionar alrededor de doce horas más”, explicó Vallejos.

También habían acondicionado la sede de Protección Civil con un grupo electrógeno que la mantuvo con luz todo el tiempo. Esto se realizó con el fin de trasladar a pacientes que necesiten conectarse para seguir respirando, y por alguna razón no pudiesen ir al hospital. Sin embargo, Vallejos contó que no surgió ayer esa necesidad.

Tuvieron sí que salir a asistir en su domicilio a una mujer electrodependiente que no supera los 50 años, con problemas respiratorios muy graves. Su estado de salud es tan delicado que cualquier traslado la hubiese puesto en un serio riesgo. De esta manera, desde el área de Protección Civil se la asistió con un grupo electrógeno y combustible suficiente para que pudiese seguir conectada a la mochila que le provee oxígeno hasta que volvió la electricidad.

El área municipal cuenta con tres grupos electrógeneos para asistir la demanda y la previsión de tener suficiente combustible para que puedan funcionar hasta cuatro días, en caso de ser necesario.

Agua

También con agua potable tuvo que abastecer Protección Ciudadana al hospital durante los días previos al apagón, porque presentaba dificultades desde el viernes, debido a que la bomba del DPA tenía problemas para irradiar con normalidad su caudal. “le dimos una mano a través de Servicios Públicos”, detalló Vallejos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario