Mudarán casas para agrandar el canal P2

Hay un cuello de botella en Puente 83 que provoca las inundaciones.

Para evitar que Cipolletti vuelva a inundarse, hay que intervenir sí o sí en el P2. El Municipio, el gobierno provincial y el Consorcio de Regantes llegaron a la conclusión de que la solución más inmediata pasa por liberar el cuello de botella que se gesta en la zona de Puente 83, precisamente en el tramo comprendido por las rutas 65 y 22, lo significa la reubicación de las familias que edificaron sobre la margen del canal.

En que en el punto más crítico, donde confluyen el P2 y el descargador del 83, las máquinas del Departamento Provincial de Aguas (DPA) desde hace 15 años no pueden ingresar a limpiar ni ensanchar su cauce, que se ha reducido a escasos dos o tres metros de ancho.

Referentes de los gobiernos y el Consorcio comenzarán por recorrer la zona más comprometida, ver cuántas viviendas obstaculizan el paso y hablar con las familias que allí residen cerca del desagüe, para definir hasta qué punto es necesario y posible una reubicación en cada caso. “Ahí está el cuello de botella: si no sacan a la gente o la gente no se quiere ir, no se puede hacer nada y la ciudad volverá a estar inundada”, concluyó Artero.

Por eso, para el productor, la solución más urgente pasa por tomar una decisión política, no es cuestión de poner mucha plata. Luego, quedan por hacer otras obras complementarias, como levantar el nivel del puente de Ruta 65, ensanchar el Puente Madera y construir diques de contención en la zona de bardas que aliviarán el caudal y drenaje del P2.

“Si además viniera menos agua de Contraalmirante Cordero y Cinco Saltos cuando ya ingresa a Cipolletti, ensanchando y limpiando otros canales, mejor. Todo contribuye a que el P2 escurra mejor. Son obras de importancia que el ministro (Carlos Valeri) se ha llevado en la agenda”, añadió el secretario municipal de Obras Públicas, Francisco “Paco” Navarro.

Por su parte, el secretario municipal de Gobierno, Diego Vázquez, advirtió que de nada sirve hacer obras si antes no pueden liberar ese cuello de botella, donde hay familias que directamente edificaron sobre el borde del canal provocando un doble riesgo: el de sufrir consecuencias y, a su vez, generar un desborde del P2 que afecta a muchos más.

“También se habló de contenciones aluvionales en la barda. Ya se hicieron en Allen y Chichinales, pero nunca en Cipolletti. Es una obra que corresponde al gobierno provincial, que se comprometió a estudiar los cañadones y cómo se puede implementar”, apuntó Vázquez.

Si no sacan a la gente o la gente no se quiere ir, no se puede hacer nada y la ciudad volverá a estar inundada”. Eduardo Artero. Titular de Regantes

Vázquez: “Hay gente que ha corrido el alambrado de su casa hasta el canal”

Según informó el secretario municipal de Gobierno, Diego Vázquez, en marzo pasado el Municipio contrató la limpieza integral del canal, pero en la zona crítica, donde se angosta el curso del desagüe P2, el DPA no pudo acceder, como le viene ocurriendo hace años. “Hay gente que ha corrido el alambrado de su casa hasta el canal y la máquina no puede pasar”, indicó el funcionario. Por eso, el plan A del Municipio pasa por definir un proceso de reubicación de las viviendas.

Las casas están ocupando tierras que son del sistema de riego hace muchos años y si bien no había litigio -se están entregando escrituras-, las inundaciones ponen en jaque la permanencia de cientos de vecinos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario