Medio siglo a puro folclore

La tradicional escuela de las 300 Viviendas ayer cumplió 50 años.

La Escuela Provincial de Folclore “Profesor Osvaldo Chiacchiarini”, que funciona en las 300 Viviendas de Cipolletti, celebró ayer sus 50 años de vida. La actividad contó con la asistencia de autoridades del Gobierno de Río Negro y también de la Municipalidad de Cipolletti. Además, estuvieron presentes vecinos y un grupo de alumnos que deleitó a todos con un colorido espectáculo de baile.

Uno de los que encabezó la actividad de ayer fue el propio intendente Aníbal Tortoriello, quien manifestó la importancia de la Escuela a lo largo de estos 50 años en la vida social de la ciudad. En ese sentido, sostuvo que “mantiene viva la cultura, nuestra idiosincrasia, nuestras raíces, algo que como argentinos no debemos perder jamás”.

A su vez, el jefe comunal agregó que “el folclore es lo que nos da sentido, pertenencia y nos une. Cuando un pueblo olvida sus raíces olvida su identidad y esto dispersa y debilita a la sociedad. La Escuela es un soporte fundamental de nuestra identidad que nos une como argentinos”.

Tortoriello aprovechó la ocasión también para agradecer la participación de todos los integrantes de la Escuela de Folclore en los diferentes actos que se llevan a cabo en la ciudad y les brindó apoyo para el futuro, tal como lo ha venido haciendo incluso antes de ser intendente, desde su rol de empresario.

Por otra parte, durante los festejos se leyó una breve reseña de la fundación de la Escuela Provincial de Folclore y se entregaron certificados a los primeros alumnos y profesores que asistieron y participaron durante la primera década. Tortoriello se acercó para otorgar el reconocimiento a Magdalena Abojer y Ángel Chaures.

Entre los presentes se destacó el intendente Tortoriello y el secretario de Cultura de Río Negro y ex referente del Cemud, Ariel Ávalos. También asistió el director municipal de Cultura, Miguel Ángel Barcos, quien entregó un presente del Centro Municipal de Artes Visuales a la coordinadora y directora de la Escuela Provincial de Folclore, María Inés Epulef.

Identidad de las entrañas cipoleñas

Un proyecto de la ciudad

La Escuela Provincial de Folclore nació gracias al sacrificio de muchos vecinos cipoleños que dejaron el tiempo y el cuerpo en este proyecto cultural que engrandece a la ciudad.

Tracción a sangre

No todas fueron buenas en estos 50 años. La presencia estatal no siempre fue la ideal y la falta de fondos complicó muchas veces su funcionamiento. A tracción a sangre, pudieron avanzar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario