Los médicos acusados defienden no haber practicado el aborto

Aseguran que siguieron el protocolo.

Los médicos del hospital cipoleño imputados luego de negarse a realizar un aborto a una joven violada insistirán en una próxima instancia judicial que cumplieron con el protocolo para estos casos y que no avanzaron con esa acción debido a que el bebé ya presentaba un desarrollo importante. Además, hicieron una consulta previa a los funcionarios responsables del área de legales del Ministerio de Salud, y la sugerencia fue no realizar la práctica abortiva, resaltaron fuentes allegadas a la causa penal.

La semana pasada, el Ministerio Público Fiscal formuló cargos contra los profesionales que trabajan en el centro de salud de calle Naciones Unidas. En concreto, se les imputa el delito de incumplimiento de los deberes de funcionario público. Asimismo, hay organizaciones no gubernamentales que presionan para que los médicos sean desplazados de sus cargos, explicaron las fuentes.

Ante el avance del proceso y la audiencia que se llevó a cabo ante la jueza de Garantías Sonia Martín, los médicos acusados plantearon que cumplieron con los pasos previstos para el análisis de un caso de aborto no punible. Uno de los puntos que consideraron a la hora de negarse a realizar la práctica, indicaron las fuentes, fue el período de gestación que llevaba el bebé, “de casi cinco meses”.

Por otro lado, hubo una intervención judicial, con la magistrada de Familia que resaltó que “era un criterio médico” si se hacía o no el aborto. En esas circunstancias, los médicos se limitaron a seguir la sugerencia de los funcionarios de Salud de “no hacerlo”.

En cuanto a la decisión de la paciente de tomar pastillas abortivas, fue otro de los puntos que los profesionales de la salud tuvieron presente y que cuidaron de “estabilizarla” para que su vida no corra riesgo. Las fuentes resaltaron que si el embarazo estaba en sus primeras semanas y la joven comunicaba la situación que atravesaba se podía concretar el aborto de acuerdo co el protocolo en vigencia.

Impulsores de la ley provincial, en tanto, aseguraron que el protocolo no contempla el plazo de gestación.

La fiscalía representada por Rita Lucía y Santiago Márquez Gauna tendrá debe ahora confirmar la acusación contra los dos médicos acusados.

El nacimiento del bebé se llevó a cabo sin mayores complicaciones, precisaron fuentes judiciales. En estos días, el niño va a ser dado en adopción. En cuanto a la madre, estableció un vínculo positivo con los médicos que le hicieron el seguimiento de su salud luego de su traumático embarazo. Los profesionales acusados se encuentran representados por un defensor oficial y un abogado privado.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario