Los fumadores cipoleños, al borde de un ataque de nervios

Massalin Particulares y Nobleza Piccardo no pueden hacer circular su reparto y la ciudad se desabastece a pasos agigantados de cigarrillos en todas sus marcas.

Encontrar la marca deseada de cigarrillos en los kioskos de Cipolletti es una misión casi imposible en medio del aislamiento.

No hay comercio de cercanía ni kiosco céntrico que aguante ante el inédito desabastecimiento que, en el caso de Massalin Particulares, fue sorpresivo.

Te puede interesar...

Desde la prestadora regional se tomó la decisión de atender por última vez el viernes 20, pero se esperaba su reapertura para este miércoles, cosa que no sucedió. Por eso, si su preferido es el Phillips o el Marlboro (los más conocidos), olvídelo porque ni siquiera hay fecha de regreso para la apertura de puertas.

Quedan en las cigarreras algunas marcas de las que reparte Nobleza Piccardo, a cargo de los Lucky Strike, Pall Mall o Camel, por nombrar a sus marcas más reconocidas.

Esto se da por la manera en que la repartidora regional trabaja habitualmente, visitas mucho más periódicas que su competencia y la predisposición del kiosquero a stockearse en un número más importante.

Además, todos fueron notificados de que el viernes 20 sería el último paso de los preventistas y que no se trabajaría hasta el 1° de abril, fecha inicial prevista para el fin del aislamiento.

LEÉ MÁS

Tomó un taxi, no pagó y terminó detenida por violar la cuarentena

Los súper cierran a las 18:30, como querían los empleados

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario