Los extranjeros llegan al valle a estudiar Medicina

La facultad local es la preferida por los alumnos de otros países. Ferel y Daniela cuentan su experiencia.

Pablo Montanaro

montanarop@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Ferel Fleury llega a la puerta de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo) con una amplia sonrisa tras pedalear 30 minutos desde su casa en la toma Barrio Obrero de Cipolletti. Nacido en Bainet, ciudad al sudeste de Haití, Ferel es uno de los 303 extranjeros que decidieron alejarse de sus países de origen para cursar una carrera en la UNCo, seducidos por la gratuidad y la calidad educativa que ofrecen las universidades argentinas.

Actualmente son 13 los haitianos que se despliegan en las aulas de la UNCo, de los cuales siete estudian Medicina. Antes de arribar a la Patagonia, en febrero de 2014, este haitiano vivió en República Dominicana, pero en un momento sus padres comerciantes no pudieron seguir pagando los 700 dólares que costaba el cuatrimestre en la universidad ni mucho menos los 12 mil dólares al año en la Andrés Bello de Chile. “En Mendoza conocí a un médico neuquino que me sugirió venir a estudiar acá”, cuenta Ferel. Su deseo es trabajar como cirujano, para eso está “haciendo todo el esfuerzo para continuar a pesar de todo, de tener a mis padres lejos”.

El estudiante vive con su mujer, Magdala, y su hijo de 7 meses, Dariel. Comenta que lo que más le cuesta es aprobar Biofísica. “Estudiar acá es un refugio en todo sentido y la gente me ha brindado muchas manos. Es una bendición”, dice Ferel, quien cuando ocurrió el devastador terremoto de Haití en 2010 estaba en Dominicana pero regresó a su país para ayudar atendiendo a las víctimas.

Destaca la “buena onda” de docentes y compañeros de estudio así como también de sus hermanos y otros familiares que lo ayudan económicamente para poder sobrevivir y mantener a su familia. Confiesa que le gustaría trabajar en algo relacionado con acción social, pero su objetivo más concreto es formarse aquí para luego volcar sus conocimientos “como un reconocimiento a la posibilidad que me dio la Argentina. Porque la Argentina colabora en mi vida, colabora en mi estudio”.

Hace más de un año y medio, Daniela Calvo llegó de San José de Costa Rica para ingresar a la Facultad de Medicina de la UNCo a través de una beca de estudio ofrecida por la embajada argentina en ese país. “Elegían estudiantes con buen nivel de estudio y promedio, y eso me permitió venir a formarme aquí”, cuenta esta joven de 25 años que alquila un departamento pequeño cercano al hipermercado La Anónima, en Neuquén.

En su país, Daniela había estudiado tres años de Medicina primero en una universidad pública, “de excelente calidad educativa”, pero por los horarios de trabajo -como ayudante en un consultorio médico- se pasó a la privada. “La pública no ofrecía un horario nocturno, en tanto la privada sí. Allá una universidad cuesta unos 5 mil dólares por año. Resulta caro, aparte hay que vivir”, comenta.

El convenio al que había accedido le otorgaba la posibilidad de estudiar en una universidad argentina pero no podía ser la Universidad de Buenos Aires porque estaban cubiertos los cupos. “La embajadora me dijo que podía mandarme a una buena universidad como la del Comahue. Lo consulté con mi familia, me dijeron que era una buena oportunidad. Mis padres siempre le dieron prioridad a la educación de sus hijos. Me dijeron que el estudio es la mejor herencia que ellos pueden dejarme”. A pesar de saber que Neuquén tiene meses muy fríos y un clima áspero, no lo dudó. Llegó el 17 de febrero de 2015.

Destacó el reconocimiento que hay “de la calidad de la educación pública en la Argentina que otros países no la ofrecen”. Sin embargo, tuvo que sortear algunos obstáculos en relación con ciertos trámites administrativos, como la revalidación de materias, “que me cortaron el tiempo para cursar y estudiar”. “Por suerte conté con la ayuda de la Pastoral de Migraciones para completar esos trámites”.

Su objetivo es especializarse en Traumatología y sobre todo “retribuir lo que me ha dado esta universidad en el ámbito de la salud pública neuquina”. Desde que llegó a Neuquén, Daniela se interiorizó sobre la situación de la salud pública. “Te das cuenta de que la salud pública ha hecho una lucha para no ser privatizada, y yo puedo ser parte de esa lucha”, afirmó.

303 estudiantes extranjeros cursan actualmente en las facultades de la UNCo.

Estudiar acá es un refugio en todo sentido. La Argentina colabora en mi vida, en mi estudio”. Ferel Fleury. Haitiano

Seis de cada diez argentinos estudian, el resto desaprovecha esa posibilidad en una universidad gratuita”. Daniela Calvo. Estudiante de Costa Rica

119 extranjeros estudian Medicina en la UNCo.

Es la carrera con más alumnos de otras nacionalidades. Le sigue la de Ingeniería, con 52 alumnos. Los estudiantes de Chile son mayoría entre los extranjeros con 160.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario