El clima en Cipolletti

icon
10° Temp
62% Hum
LMCipolletti seguros

Le habilitaron dos seguros sin su permiso y tendrán que pagarle $24 mil

La mujer firmó la documentación para que el banco le habilitara una cuenta sueldo en 2012, pero luego empezó a advertir débitos automáticos correspondientes a un seguro de vida y otro por robo en cajeros.

La clienta de una entidad bancaria de Cipolletti será indemnizada por la suma de 24 mil pesos por la habilitación de dos seguros que no se ajustaron al procedimiento previsto en la Ley de Defensa del Consumidor. El fallo consideró que la información brindada fue totalmente insuficiente y que no cumple con las condiciones mínimas de un contrato.

La mujer firmó la documentación para que el banco le habilitara una cuenta sueldo en 2012, pero luego empezó a advertir débitos automáticos correspondientes a un seguro de vida y otro por robo en cajeros, ambos de la compañía Sura S.A.

Te puede interesar...

Primero inició su reclamo ante la entidad bancaria y luego en la Oficina Municipal de Información al Consumidor. Poco conforme con las respuestas presentó la demanda en el Juzgado de Paz de Cipolletti y reclamó daños y perjuicios. El expediente se tramitó bajo el proceso de “menor cuantía”.

Surgió de la prueba aportada por el banco que la documentación que firmó la clienta contiene 32 hojas de las cuales las dos primeras y la última tienen datos completados de puño y letra por la mujer. Las demás eran hojas preimpresas.

Jueza cipoleña generó un gran interés con la menor cuantía
Le habilitaron dos seguros sin su permiso y tendrán que pagarle $24 mil

Le habilitaron dos seguros sin su permiso y tendrán que pagarle $24 mil

El fallo sostuvo que el Código Civil y Comercial de la Nación y la Ley de Defensa del Consumidor regulan el tema del consentimiento, el derecho a la información y las condiciones de la oferta. A esa normativa se le suma la Ley de Seguros.

Sobre la base de toda la regulación, en el caso se concluyó que el objetivo de la mujer fue “a todas luces contratar un servicio bancario” al cual se ligaron otros que no fueron requeridos por la contratante. Entonces se debió, como mínimo, suministrar la información “en forma cierta, clara y detallada” para que la clienta prestara el consentimiento. Además, se necesitaba su autorización para habilitar el débito automático.

El reclamo prosperó por el daño directo, que es la suma descontada por esos dos seguros (3388,89 pesos) y por el daño punitivo (21.114,11 pesos) que es la sanción pecunaria o multa aplicada al banco y a la compañía de seguros por su inconducta. Se busca así generar un efecto disuasivo para que este tipo de prácticas no sigan ocurriendo.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

50% Me interesa
7.1428571428571% Me gusta
7.1428571428571% Me da igual
0% Me aburre
35.714285714286% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario