Las tres caras del año albinegro

Cipo llegó a semis del Federal A, hizo un gran papel ante el Ciclón, pero terminó el 2017 en la reválida.

Cipolletti tuvo un año intenso, con tropiezos, levantadas, gloria, sorpresa, orgullo y fracaso.

En el 2016, no sin antes sufrir hasta el final, logró la clasificación a la zona campeonato del Federal A y a la Copa Argentina. A principios de este año, arrancó el nonagonal con un empate y tres derrotas y Henry Homann presentó la renuncia por primera vez en el 2017, pese a que en el medio había eliminado a Deportivo Madryn por Copa Argentina y ya se sabía que se venía San Lorenzo.

Pero el DT se terminó quedando a pedido del plantel, que lo respaldó en una conferencia de prensa y también dentro de la cancha, porque el Albinegro se levantó, ganó tres juegos seguidos y cerró la etapa con una caída en Sunchales.

Aunque no le alcanzó para clasificar al pentagonal, continuó dando pelea por el camino más largo y fue en los playoffs cuando resurgió la jerarquía del equipo, con un Matías Alasia sublime.

En esos juegos apareció la inesperada figura de Daniel “Monito” Opazo. El delantero canterano entró en la ida frente a Madryn por las lesiones de Lucas Farías y Hugo Prieto y metió un gol. Homann volvió a ponerlo en la revancha, y el neuquino agradeció con otro gol la confianza del Ruso. El cruce se definió en los penales, en los que el 1 albinegro comenzó a tejer la leyenda de San Alasia.

Una noche con Tuti

En los 16avos. del Federal A, Cipo viajó a Las Parejas para jugar la ida frente a Sportivo y volvió con una preocupante derrota 2 a 0. Fue una semana tensa en La Visera, esperando el desquite del viernes 19 de mayo, y cuando llegó el día, el equipo de Homann hizo todo. César Medina abrió el marcador, aumentó Opazo y selló la clasificación Gustavo “Tuti” Del Prete.

En los octavos de final enfrentó a Juventud Antoniana. Empató 1 a 1 en Salta y, de local, los 90 minutos terminaron sin goles y en los penales Alasia atajó dos disparos.

Llegaron los cuartos de final (en el medio se postergó el partido contra el Ciclón) y Cipo venció por la mínima a Gimnasia y Tiro en La Visera. En Salta cayó 2 a 1 y otra vez definió desde los doce pasos, instancia en la que Alasia nuevamente brilló bajo los tres palos para liquidar la serie 3 a 0. Pero el sueño de ascenso llegó hasta semifinales. Igualó 1 a 1 en casa ante Gimnasia de Mendoza, también de visitante, y en los penales, pese a que Alasia atajó tres, no logró la clasificación.

Alasia fue la gran figura del año. Atajó 8 penales en las definiciones.

Hacia Lanús

Finalmente, tanto el Ciclón como el resto de los grandes programaron sus compromisos por Copa Argentina a su conveniencia y Cipo tuvo que ir a jugar a Lanús, con 15 días de pretemporada, sin Marcos Lamolla ni el Monito Opazo –ya estaba en Newell’s– pero con Matías Sosa, Jorge Piñero Da Silva y la base del plantel semifinalista, acompañado por más de mil hinchas.

El equipo del Ruso hizo un papel digno. Arrancó ganando con gol de Piñero, San Lorenzo se lo empató y en los penales Alasia volvió a aparecer para taparle el remate de Blandi –y tuvo 90 minutos notables-, pero Navarro les atajó a Jara y a Ávila.

La renuncia definitiva

Cipo arrancó el Federal A 2017/2018 siendo favorito y terminó quedando fuera de la zona campeonato, con una campaña irregular que desembocó en la renuncia de Homann, después de dos años al frente del plantel. Duilio Botella fue el elegido y para Cipo se viene un semestre en la reválida, lejos de la elite.

Un año y dos categorías de ascenso

Federal C

La Amistad hizo su primera aparición nacional a fines de enero jugando el Federal C, con Pablo “Chala” Parra como técnico. Reforzándose con jugadores de experiencia en la región, armó un plantel competitivo y arrasó en la zona de grupos. En playoffs enfrentó primero a Centenario y lo eliminó con comodidad, pero no pudo con Pacífico, que lo dejó afuera en semifinales.

Federal B

Tras su buen torneo en el C, llegó la invitación para disputar el Federal B y el club aceptó, con el mismo DT y la misma base. La Amistad sintió el rigor del cambio de categoría y tuvo un semestre con más malas que buenas. Parra dejó el cargo y asumió Fabián Alfaro. Peor aún le fue a 25 de Mayo, que les hizo la tarea más fácil a todos porque descendió tres fechas antes del cierre.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario