El clima en Cipolletti

icon
12° Temp
42% Hum

Laila no tiene paz y genera terror entre las internas

La travesti condenada a 30 años protagonizó varios incidentes.

No es la primera vez y ayer volvió a hacerse público el clima pesado que se vive en las celdas aledañas a la de Laila Díaz, la travesti condenada por el brutal asesinato de la trabajadora Carla Milla. De acuerdo con otras internas del pabellón 11 del Establecimiento de Ejecución Penal 2 de General Roca, la presidiaria protagoniza reiterados incidentes, que incluyen violentas reacciones y ataques a las visitas.

“A una celadora le tiró agua con lavandina, escupe en la cara, insulta todo el tiempo”, denunció una presa que comparte el pabellón con Laila.

Te puede interesar...

Desde que se dispuso su encierro preventivo por lo sucedido en la Fundación Médica el 23 de marzo de 2013, cuando efectuó una andanada de disparos y mató a la joven allense Carla Milla, Laila Díaz Sigri no tuvo paz en los lugares donde permaneció alojada y mantuvo una actitud beligerante hacia el personal penitenciario y compañeras de celda. Tampoco se salvó su defensor oficial, que debió soportar el malhumor de la travesti condenada a 30 años de prisión efectiva.

Ayer, una interna reveló en un diálogo con la radio AM 740, que Laila es muy agresiva y que por ese motivo quieren que sea trasladada a otro sitio. “Estamos cansadas. Estamos privadas de la libertad pero tenemos derechos. Nos molesta a nosotras y las visitas, a nuestros hijos. No tenemos privacidad”, denunció una presa que se identificó como Karina.

Lo que ocurre en la actualidad con Díaz casi no sorprende al personal penitenciario porque en los primeros meses de encierro en el ex Maruchito de Roca también se dio una situación muy similar, que obligaron a apartarla de las demás internas y a la vez, convocarla a audiencias con los funcionarios judiciales responsables de atender sus requerimientos.

Los problemas anteriores se vinculaban a pedidos específicos de Díaz, quien pretendía la entrega de pastillas anticonceptivas. La particular solicitud se derivaba de su intención de favorecer el crecimiento de sus mamas.

Ahora, se desconoce el origen de sus airados ataques verbales y físicos y sus compañeras de pabellón aclararon que no se ejerce ningún tipo de discriminación contra ella. Karina remarcó que “le pegó a una chica y la mandó al hospital. A otra interna le hizo perder un embarazo de una patada. Ella reacciona a todo. La quisimos integrar y no se acerca. Ya no sabemos qué hacer, queremos estar tranquilas”.

Un castigo firme tras el rechazo del recurso

Los primeros meses de este año, el Superior Tribunal de Justicia de la provincia (STJ) confirmó la condena de 30 años de prisión efectiva para Laila Díaz Sigri, quien asesinó a balazos a la joven Carla Milla cuando se encontraba trabajando en la Fundación Médica de Cipolletti. Asimismo, fue rechazada la casación impulsada por la defensa oficial.

Los jueces del STJ dedicaron un capítulo especial a un escrito de la condenada, que remarcó las supuestas contradicciones de los testigos, el monto de la pena de prisión y la mediatización del caso. A la hora de precisar el delito que se le adjudicó, indicaron que fue un homicidio con dolo eventual porque “si bien no tuvo la intención de causar la muerte de Carla Milla, sí quiso hacer y realizó los disparos contra un grupo de enfermeras y personal de la clínica sabiendo que era posible que el impacto de una de esas balas en una persona pudiera causarle la muerte y, no importándole esa conocida posibilidad, igual realizó los disparos”.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario