La Muni tendrá que urbanizar todos los asentamientos

Organizaciones sociales y Techo procuran que regularice las 36 tomas.

La organización Techo y el Foro por la Tierra y la Vivienda remitieron a los miembros del Concejo Deliberante un proyecto por el cual se busca crear una Mesa de Gestión Participativa para la Integración de los Barrios Populares (Misubap), que estaría integrada por funcionarios del Ejecutivo municipal, ediles, representantes de las empresas prestatarias de servicios, organizaciones sociales y referentes comunitarios, y que tendría por fin agilizar el proceso de urbanización y de regularización de asentamientos y barriadas.

La iniciativa también procura la constitución de un fondo especial en la órbita de la comuna, con el propósito de financiar las acciones de la Misubap. Se prevé que haya una partida específica en el presupuesto anual del Municipio y que se sumen ingresos por el mecanismo de recuperación de plusvalía.

Te puede interesar...

La referente regional de Techo, Belén Burgstaller, manifestó ayer que la necesidad de contar con esta normativa le fue transmitida hace un tiempo a la presidenta del CD, Marisa Lazzaretti, y ahora se remitió una copia del texto definitivo a todos los concejales. Además, ya se le ha solicitado a la edil María Eugenia Villarroel Sánchez, titular de la comisión de Desarrollo Humano y Familia, que se impulse el tratamiento en pos de su posterior aprobación en sesión.

A través de la propuesta, se pretende dotar al Municipio de las herramientas legales y administrativas adecuadas para que se puedan llevar a la práctica los contenidos de la ley nacional 27.453, que establece el régimen de regularización dominial para la integración sociourbana de los barrios populares de la Argentina.

De tener vía libre la iniciativa, todos los asentamientos y sectores poblacionales inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares (Renabap) tendrán derecho a urbanizarse con radicación definitiva en el lugar que ocupan y a que se adopten medidas para avanzar en la integración social.

Burgstaller destacó que para cada paso concreto que se dé se deberá asegurar la participación de los vecinos y sus organizaciones representativas.

Al Municipio le tocará efectuar convenios con la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) para la entrega a los certificados de vivienda familiar a todos los pobladores incluidos en el Renabap. A la vez, tendrá que efectuar convenios con las empresas prestadoras de servicios públicos para que aquel certificado se considere un documento válido para solicitar la conexión al agua potable, la electricidad, el gas y las cloacas.

Además, realizará acuerdos con el Estado nacional a los efectos de llevar adelante todas las obras que sean necesarias para las mejoras sociales y urbanísticas, y para que se garantice que la tierra pase a manos de los vecinos.

La Misubap, con su conformación multisectorial, deberá informar con regularidad sobre los planes y proyectos que el gobierno municipal cuenta para cada uno de los barrios, y esforzarse en involucrar en las tareas a los vecinos y sus organizaciones.

A todo esto, también se prevé la creación de una Mesa de Gestión Participativa en cada barriada popular cipoleña, con presencia de funcionarios, las familias que sean designadas para gestionar por sus barrios, instituciones de control y las organizaciones sociales.

Para aquellos asentamientos que no figuren en el Renabap, la Misubap tomará los recaudos para reconocerlos e integrarlos. En adelante, de aprobarse la iniciativa, todas las políticas de urbanización y regularización pasarán por la Mesa.

5685 familias habitan en los 36 barrios populares cipoleños.

Son alrededor de 20.000 los vecinos que al día de hoy viven en los asentamientos y barriadas irregulares, con muchas necesidades que atender.

LEÉ MÁS

El escrutinio se frenó en el 10%: Juntos gana por 55 votos

Abrieron dos urnas y no había ninguna irregularidad

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario