La coparticipación, a salvo

Weretilneck dijo que la reforma impositiva no afectará a Río Negro.

Los gobernadores de todas las provincias y el presidente Mauricio Macri comenzaron a limar asperezas por el reclamo de Buenos Aires de modificar la coparticipación actualizando el denominado Fondo del Conurbano. Además, la Casa Rosada presentó su plan de reforma tributaria para eliminar el déficit fiscal.

Para el mandatario rionegrino, Alberto Weretilneck, el encuentro fue positivo porque los proyectos no afectarían los ingresos provinciales. Sin embargo, no anticipó su apoyo porque “vamos a estudiar a fondo” las dos propuestas.

Te puede interesar...

La provincia de Buenos Aires recurrió a la Corte Suprema para exigir unos 50 mil millones de pesos coparticipados a través del Fondo del Conurbano a todo el país. Los gobernadores reclamaron a Macri una resolución política del conflicto y ayer se presentó la primera propuesta.

“Sería una serie de modificaciones al Fondo. Había un reclamo muy fuerte de Buenos Aires y se le podría dar una solución sin afectar a las provincias. Por lo que hemos visto hoy, no habría pérdidas de transferencias nacionales”, aseguró Weretilneck tras el encuentro. Y se mostró optimista en que las provincias den el visto bueno el próximo jueves, en la próxima reunión. De igual forma, anticipó: “Hay que analizarlo a fondo”.

“Había un reclamo fuerte de Buenos Aires y se le podría dar solución sin afectar a las provincias. No habría pérdidas de transferencias nacionales”. Alberto Weretilneck Gobernador de Río Negro

El tema que le genera más dudas a la Provincia es la reforma impositiva que recortará ingresos brutos. “Quieren que sean iguales las alícuotas y las exenciones. Ahora pasaremos a un cuarto intermedio para que los técnicos de cada provincia puedan evaluar los pros y los contras. Y el jueves intentaremos dar una solución definitiva”, manifestó el mandatario rionegrino.

El objetivo del Ejecutivo nacional es bajar el déficit fiscal, que actualmente obliga a recurrir a planes de endeudamiento externo. El problema para lograr un acuerdo nacional es que hay provincias que cobran tasas más altas y podrían perder dinero. En el caso de Río Negro, “si nosotros comparamos ingresos brutos con otras provincias, estamos por debajo. Si hubiera que implementar esta reforma que propone la Nación no afectaría las finanzas provinciales”, dijo Weretilneck.

El mandatario manifestó que los dos proyectos serán evaluados durante la semana y Río Negro se manifestará a favor sólo si las cuentas públicas no tendrán recortes.

Por otro lado, Nación podría dar marcha atrás con los impuestos al vino, las cervezas artesanales y la industria del jugo de Río Negro. Se espera una confirmación el jueves.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario