El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
83% Hum
LMCipolletti

La balsa, cada vez más complicada

Cobran 320.000 pesos solamente por la mano de obra para repararla.

El destino de la balsa de la Isla Jordán es cada vez más incierto y parece encaminarse hacia su salida de servicio definitivo. Resulta que las posibilidades de reparación son muy caras y, en las condiciones financieras actuales del Municipio, sería muy difícil disponer de los fondos necesarios para dejarla en condiciones y botarla nuevamente a las aguas del río Negro.

Ayer, la Secretaría de Servicios Públicos recibió la primera y única, hasta el momento, oferta formal para efectuar las refacciones. La presentó la empresa neuquina Metalúrgica San Jorge y solamente por la mano de obra cotizó casi 320.000 pesos.

Te puede interesar...

Al monto de por sí demasiado elevado para la comuna se le debe agregar que la firma solicitó que se desarme la barcaza y se la transporte en partes hasta la vecina capital. Todo esto encarecería mucho más las erogaciones económicas, teniendo en cuenta también que luego se debería hacer su ensamblado y retorno al curso fluvial para reanudar sus funciones.

El titular de la cartera municipal, Jorge Ulovec, recordó ayer que fueron seis las firmas privadas a las que se les requirieron precios por las tareas pero al final una sola acercó sus números, los que consideró demasiado altos para las posibilidades actuales de la comuna.

Así las cosas, tiene previsto conversar la próxima semana sobre la situación con el intendente Aníbal Tortoriello, a los efectos de resolver qué hacer. El funcionario no ocultó su preocupación por el destino cada vez más sombrío que se cierne sobre la embarcación.

Dos meses está por cumplir la paralización de los servicios de la balsa. Desde principios de enero que está inactiva por disposición del jefe comunal, ante un llamado de atención de la Prefectura Naval Argentina. Poco tiempo después de esa determinación, la nave fue sacada del agua, con intervención de maquinaria de una empresa petrolera, y depositada sobre maderos en tierra. Hasta ahora, no ha sido posible arreglar las perforaciones que presentan sus pontones.

El problema ha obligado al Municipio a disponer diariamente de los servicios de una lancha para cruzar a los habitantes afincados en la orilla sur. Con el inicio de las clases, el trabajo de transportar a los pobladores se incrementará por un plazo del cual no hay todavía ninguna certeza. Lo único que se sabe es que el puente de Isla Jordán se terminará de construir en un término mucho mayor que el previsto, ya que la obra está avanzada en no más de un 50 por ciento.

Filtraciones que no deben existir

Cinco pontones de la balsa de Isla Jordán tienen roturas y filtran agua, lo que torna riesgosa la utilización de la nave sin reparaciones de fondo. La Prefectura Naval Argentina ha dado expresas instrucciones para que se cambien secciones enteras de la estructura metálica para poder habilitar una nueva botadura del río Negro. No aceptará parches ni tratamientos parciales. Por tal motivo, el Municipio no tiene más alternativa que la refacción de fondo pero los costos y la complejidad de la operación complican el panorama.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario