El clima en Cipolletti

icon
24° Temp
24% Hum
LMCipolletti Tránsito

Inspectores le declaran la guerra al secretario Sales

Exigen a Tortoriello que termine el maltrato laboral en el Municipio.

Crece el malestar y la tensión entre los inspectores de Tránsito, que ayer se reunieron en asamblea para determinar los pasos a seguir. Las políticas hacia el personal implementadas por el secretario de Fiscalización, Enrique Sales, siguen generando oposición y por primera vez circuló como un rumor la posibilidad de un pedido de renuncia del funcionario, lo que fue rechazado, sin embargo, por los gremios municipales consultados al efecto.

Pero un sordo ruido se deja oír en la comuna. La bronca y la inquietud son evidentes y quedaron plasmadas en la reunión de trabajadores en la sede comunal de calle Brentana, donde también había algunos inspectores de Comercio.

Te puede interesar...

En el encuentro, se elaboró un acta formal para ser presentada a Sales y al Ejecutivo local, con el fin de terminar con las medidas más cuestionadas. A esta altura, la alternativa de protestas y acciones legales no estarían descartadas, aunque se obrará con extrema cautela.

Los dirigentes Marcelino Jara (Soyem) y Héctor Aguilar, quienes participaron de la asamblea, prefirieron mantener en reserva hasta hoy el contenido exacto de los requerimientos. Sin embargo, manifestaron que uno de los puntos centrales exigirá que se deje sin efecto la orden que obliga a los inspectores de Tránsito a caminar todo el tiempo por la calle y no por la vereda, con riesgo constante para su integridad física.

Pero hay más preocupación y más motivos de contrariedad entre el personal afectado. En particular, por lo que se considera un trato no adecuado hacia los empleados, un tema que viene generando fricciones y rumores que no se disipan. Y que, en cambio, contribuyen a provocar un clima enrarecido que en cualquier momento puede alcanzar el punto de ebullición.

Aguilar enfatizó que el malestar se origina por "el maltrato hacia las personas en la convivencia durante la jornada laboral".

"Queremos decirles al Ejecutivo y al secretario Sales que busquemos llegar a buen puerto y paremos esto, que no conduce a absolutamente nada. Hay una amargura y una tristeza evidentes", afirmó.
"Le pedimos al señor intendente Tortoriello que tome la posta de esta situación porque es algo muy serio", aseguró. Y agregó que, en su caso, con 35 años de carrera como inspector, "incluso cuando entré a trabajar y estaba el capitán de navío Aldo de Rosso en el municipio, en la época de los militares, no había disposiciones como estas" del secretario Sales.

"Lo que queremos es que se cambie totalmente la política de Sales, porque no sirve. No modifica nada que el inspector ande sobre la calle o por la vereda", expresó Jara.
Los sindicatos y los trabajadores también pretenden que se concrete un enc
uentro y un debate con Tortoriello, el secretario de Gobierno, Diego Vázquez, y Sales para analizar en conjunto el problema.

El intendente sostiene que no hay denuncias de maltratos

Cuando se habla de maltrato laboral, el intendente Aníbal Tortoriello asegura que a la fecha no ha recibido ni una sola denuncia concreta que refleje una situación de conflicto de esas características en el Municipio. Aseguró que si tuviese conocimiento y por acreditado que un jefe de área le falta el respeto a un empleado, o incurre en otras faltas de similar índole, sería "severamente sancionado", porque es la persona que tiene que dar el ejemplo.

Recordó que, mucho antes de asumir su cargo, tuvo la "premisa de lograr un ambiente de respeto y compañerismo"; y en ese contexto, que las cabezas de las áreas de gobierno sean las que den el ejemplo. "Seremos inflexibles, no vamos a titubear con eso", afirmó el jefe comunal.
Advirtió, además, que las supuestas denuncias, que no son tales porque no tiene ninguna presentación en mano, se reducen a manifestaciones personales.

En ese sentido, aclaró que "la exigencia –que imprime su gestión de gobierno- muchas veces se puede confundir con maltrato laboral, pero no tiene que ver con eso, sino con exigir rendimiento y resultados a un empleado que por ahí trabaja a 30 por hora".

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario