El clima en Cipolletti

icon
11° Temp
40% Hum
LMCipolletti trabajadores

Inquietud laboral por los bajos salarios en el Municipio

Sitramuci le requirió al Ejecutivo que convoque a paritarias cuanto antes por la preocupación que existe entre los trabajadores. Hay empleados que le piden al sindicato reuniones internas para debatir la situación.

En el Municipio, se empiezan a agitar las aguas de la discusión salarial para el año. Así, el gremio Sitramuci le envió la semana pasada al Ejecutivo comunal una nota en la que le solicite expresamente el inicio de las discusiones, habida cuenta del impacto imparable de la inflación y la inquietud que existe entre los trabajadores.

Te puede interesar...

Y no es para menos la preocupación. Ocurre que los sueldos que perciben de bolsillo la mayoría de los empleados promedian los 22.000 a 25.000 pesos, es decir, cifras por debajo del nivel de indigencia y muy lejos de los casi 80.000 pesos que requiere hoy una familia tipo para no ser pobre. Y esto sin considerar el pago de los alquileres, extremadamente caros en la ciudad y la región.

El panorama lo describió el dirigente Omar Meza, quien refirió que ya tiene pedidos de trabajadores de diversas áreas y sectores internos del Municipio para que se concreten reuniones con el sindicato para evaluar el problema de los ingresos paupérrimos y lo que se pueda proyectar para 2022.

Indicó que desde la gestión del intendente Claudio Di Tella todavía no contestan al pedido para convocar a las paritarias y se mostró expectante en cuanto a que la respuesta no se demore mucho, por el interés manifiesto, el malestar y la desazón que existe entre las bases obreras.

El año pasado, el Ejecutivo municipal otorgó un incremento anual del 47,4 por ciento, es decir, por debajo de la inflación acumulada del año, que alcanzó un 50,9%, siendo así uno de los tantos lugares de trabajo en que la subas de los sueldos no pudieron empatarle ni superar a la disparada de los precios.

Los gremios con actuación en la comuna terminaron por aceptar, expresamente o tácitamente, la brecha de desventaja, a raíz de que el gobierno local concretó dos acciones muy esperadas y beneficiosas para muchas personas del plantel laboral. Se trata del pase a planta de contratados y de la recategorización de empleados que llevaban mucho tiempo en categorías bajas o que ya no les correspondía por sus tareas, funciones y años de servicio.

Ahora, con la inflación que no cede, se buscará recuperar lo perdido y se apuntará a un acuerdo que resulte lo más beneficioso posible para los trabajadores.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario