Hallan carne podrida en un centro infantil

En el Anai Mapu había alimentos vencidos, pero en el Municipio dicen que ningún chico los comió.

Inspectores de Bromatología del Municipio decomisaron más de 120 kilos de pollo vencido y carne congelada envasada al vacío en estado de putrefacción en uno de los centros infantiles que dependen de la comuna. La inspección se realizó el viernes luego de una denuncia telefónica que alertó de que a los chicos del centro les estaban dando para el almuerzo carne podrida lavada con lavandina.

Desde el Departamento de Abasto explicaron que si bien este dato no se podrá verificar, se labró un acta y se retiraron los alimentos en mal estado. Agregaron que mientras algunas piezas se destruyeron inmediatamente, otras fueron destinadas a la guardería canina.

Detallaron a su vez que la mercadería avícola había excedido las fechas de vencimiento en mayo, junio y septiembre. En cuanto a los cortes de carnes precisaron que, a pesar de estar congelados, se observaba un jugo verdoso.

No obstante, los representantes de Bromatología no encontraron irregularidades en otros productos e incluso aseguraron que los ingredientes utilizados para preparar el almuerzo (fideos con carne) en el día de la inspección, estaban en buen estado.

La coordinadora de los centros infantiles, Adriana Beltramone, vinculó la grave falta con las inundaciones de octubre, asegurando que las interrupciones en el suministro de energía afectaron la cadena de frío de los alimentos freezados y provocaron su descomposición. De los alimentos vencidos no explicó nada.

Beltramone aseguró que los niños no recibieron comida en malas condiciones y que ninguno tuvo un problema de salud relacionado con esta problemática. “A los centros infantiles se les entregan alrededor de 100 kilos carne cada tres semanas. Después del temporal hubo cortes de luz y cuando volvieron las actividades, sacaron carne del freezer, se descongeló en la heladera y como tenía olor feo, se desechó. Después pasó lo de la denuncia y vino Bromatología. Corroboraron que se había perdido la cadena de frío y decomisaron la carne”, relató. En ese aspecto tampoco despejó todas las dudas: no quedó claro por qué no se retiró el alimento cuando se descubrió un paquete con mal olor.

Nunca se les cocinó a los chicos con eso. No hay un solo caso de colitis”. Adriana Beltramone. Coordinadora de los centros infantiles municipales

“Nunca se les cocinó a los chicos con eso. Acá no hay ni un solo caso de gastroenteritis ni de colitis, y eso que el barrio está en la zona de emergencia sanitaria por el temporal. Fue puntualmente esta situación”, añadió la funcionaria, descartando episodios similares. “Antes se nos entregaba la carne semanalmente, entonces se podía mantener incluso refrigerada. Pero desde hace un tiempo mandan cada 15 días hábiles, entonces sí o sí hay que congelarla”, comentó. “Tuvimos una leche de una marca nueva, pero quedaba muy grumosa, era como que se cortaba. Estaba en fecha y tenía el aval de la nutricionista. Pero ante la duda la devolvimos. Por eso no vamos a darles de comer carne fea o con olor a los chicos”, acotó.

Beltramone indicó que los padres entendieron la situación y aclaró que en lo que va de la semana el centro, que recibe a 140 pequeños de 1 a 3 años, estuvo cerrado por cuestiones ajenas al decomiso. El lunes no hubo actividad por el viento y ayer tampoco por falta de agua.

“Para un comercio es una contravención y un juez resuelve si se clausura. Pero en este lugar no, depende de Desarrollo Social”. Antonella Gandolfo. Jefa de Abasto

“La verdad, un hecho que deja muchas incógnitas. Entre ellas, la forma en que trabaja Abasto”. Germán Bernales. Dirigente del Cedhco, denunció el hallazgo públicamente.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario