Familias se sumaron a una protesta nacional contra la violencia policial

La jornada contra la violencia policial tuvo eco en Cipolletti en la plaza Raúl Alfonsín.

Se realizó ayer en muchas ciudades de todo el país una jornada de protesta contra el gatillo fácil. Esta vez tuvo lugar bajo la consigna “Ni un pibe menos, ni una bala más”. Y como no podía ser de otra manera, la iniciativa también tuvo eco en Cipolletti.

Un nutrido grupo de vecinos y de familiares de personas asesinadas por balas policiales participaron de la manifestación en la plaza Raúl Alfonsín, ubicada en la intersección de la calle Naciones Unidas y la Circunvalación Arturo Illia.

Según el último informe realizado por la organización Correpi (Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional), se registran más de 5500 casos de gatillo fácil desde el retorno de la democracia en Argentina.

La historia de Cipolletti tiene en su haber varios casos de gatillo fácil y de violencia policial. Uno de los más recordados en los últimos años fue el crimen de Nicolás Scorolli. Mientras que este año, dos policías fueron condenados por balear a un menor y hacerle perder un ojo.

Pibes con su historia

En Cipolletti, los manifestantes cortaron la calle con un estandarte que rezaba: “Detrás de cada gorra hay un pibe con su historia”. Aprovecharon la oportunidad para realizar pintadas sobre el pavimento pidiendo que se ponga fin a la violencia policial, mientras que además se colgaron diferentes afiches en la plaza. También se llevó a cabo una radio abierta con el fin de explicar a los transeúntes el motivo de la actividad.

Allí, aseguraron que la violencia policial en los barrios populares es una realidad histórica en la ciudad, pero advirtieron que en los últimos años se volvió más intensa.

“Por los que nos quitaron y por los que quedan. El Estado y los gobiernos son responsables”, denunciaron, mientras marcharon desde el Congreso de la Nación hasta la Plaza de Mayo, en Buenos Aires.

El origen de la marcha nacional

La marcha nacional surgió en Córdoba en 2015 a raíz del crimen de Ismael Sosa en manos policiales durante un recital de La Renga. Este año se replicó en otras ciudades por primera vez.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario