El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
51% Hum
LMCipolletti prisión

Estaba preso en su casa, pero igual salió y mató a un hombre

Francisco Britos cumplía una condena con prisión domiciliaria por una afección respiratoria grave que, no obstante, no le impidió cometer un crimen, este sábado, en calle Venezuela al 1200.

La jueza de garantías Agustina Bagniole ordenó que el hombre acusado de asesinar de un disparo a Héctor Rafael Fernández quede detenido por cuatro meses, en tanto continua la investigación por el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego. Fue identificado como Francisco Britos, de 25 años, y en la audiencia judicial de esta mañana se supo que al momento del hecho ya estaba condenado y con prisión domiciliaria, desde hace seis meses.

Fuentes judiciales informaron a LMCipolletti que la Justicia lo sentenció por haber cometido un robo en poblado y en banda. Además, al momento de su detención, se resistió y lesionó a un policía.

Te puede interesar...

"Actualmente cumplía una pena de prisión efectiva con modalidad domiciliaria -y tobillera electrónica- por una afección de salud que mantenía al momento de ser condenado. Dentro de unos días su situación de salud debía ser nuevamente controlada para determinar como continuaría su modalidad detención", indicaron desde la Fiscalía.

Su defensor Rodrigo Martínez mencionó que el acusado padece un grave cuadro de salud, como consecuencia de haber sufrido heridas traumáticas que afectaron su sistema respiratorio. “Tiene un pulmón perforado e insuficiencia respiratoria, el riesgo de vida es concreto”, expresó.

Para limitar la posibilidad de que el acusado entorpezca la investigación ofreció el cumplimiento de la prisión domiciliaria en otra residencia, alejado del lugar del hecho. Sin embargo, la jueza no hizo lugar y dispuso que quede preso en una comisaría.

El asesinato que se investiga ocurrió este sábado, alrededor de las 18.15, en cercanías de Venezuela al 1200. Al momento de los disparos, Fernández se movilizaba en una motocicleta y el sospechoso le disparó varias veces desde la vereda de su casa. Uno de los proyectiles impactó en su espalda. En consecuencia, cayó de su moto a unos 150 metros del lugar del ataque y minutos después falleció. Tenía 32 años.

La calificación legal del caso es homicidio agravado por el uso de arma de fuego y portación ilegal de arma, delito que prevé penas que comienzan desde los diez años y ocho meses de cárcel.

Entre las principales evidencias, el fiscal Martín Pezzetta mencionó distintos testimonios que sustentan su teoría del caso. Al parecer, existió un conflicto previo entre víctima y victimario que ubican temporalmente a las 16, del mismo día.

Por motivos que se están tratando de establecer, discutieron y una hora más tarde, un grupo de personas se habría hecho presente en la casa del acusado, produciendo importantes daños en dos vehículos estacionados en el frente de la vivienda. Para la Fiscalía, el crimen tendría como posible motivación este conflicto.

En su momento, trascendió que el homicidio vinculaba a la familia Montecino; y es que el detenido es pareja de Romina Montecino, la hija menor del fallecido Héctor.

Si bien la defensa no mostró objeciones formales al hecho ni a la calificación legal, adelantó que su representado brindó otra versión de los hechos que se busca corroborar. Tampoco cuestionó el dictado de la prisión preventiva, pero sí su modalidad, ya que advirtió que presenta un grave cuadro de salud.

Atento a esta situación, el fiscal solicitó que se lo examine de inmediato para saber si actualmente puede afrontar la medida cautelar en una cárcel.

La Jueza de garantías que intervino en la audiencia hizo lugar al planteo de la fiscalía y dictó la prisión preventiva en una comisaría hasta que estén dadas las condiciones para su ingresó a una cárcel.

“La conducta que ha tenido el acusado en el cumplimento de la condena en modalidad domiciliaria debió ser fundamento suficiente para no verse involucrado en ningún conflicto, también para no portar armas y mucho menos para usarlas para agredir a otra persona”, sostuvo la magistrada.

Agregó que la conducta del mismo indica su tendencia a no cumplir las pautas que le orden la Justicia. El hecho por el que ahora resulta acusado demuestra, además, que podría entorpecer la investigación si recupera la libertad. La defensa hizo reserva de interponer recurso de revisión a la medida cautelar, en tanto insistió con la prisión domiciliaria.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

4.1666666666667% Me interesa
6.25% Me gusta
2.0833333333333% Me da igual
0% Me aburre
87.5% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario