Escuelas cerradas y calles desiertas por el paro nacional

La medida de fuerza contra el gobierno tuvo gran adhesión en Cipolletti. Los actos terminaron con una olla popular en la plaza.

El paro nacional se hizo sentir en la ciudad. Sumado a una de las mañanas más frías del año, con lluvia persistente, la medida de fuerza provocó que las principales calles de la ciudad estuvieran casi desiertas. Organizaciones gremiales y sociales se manifestaron en la centro de la ciudad.

Sin escuelas, bancos, ni medios de transporte, la ciudad quedó desierta. Aunque la mayoría de los comercios tuvo sus puertas abiertas, el movimiento fue mínimo por la fuerte adhesión de los gremios estatales. Los empleados de comercio no adhirieron, aunque el sindicato recalcó que “fue por el temor a que les descuenten el día, con lo que cuesta actualmente llegar a fin de mes”.

Te puede interesar...

“Estamos unidos para torcerle el brazo a este gobierno, que dijo que era el camino al futuro y en realidad solo hizo un traspaso de ganancias a los empresarios”, dijo Javier Oliva, Integrante de Unter en Cipolletti

Entre las organizaciones que marcharon bajo la lluvia por las calles cipoleñas estuvieron las agrupaciones sociales que llevan adelante merenderos y comedores en los barrios. “Los movimientos sociales nos estamos encargando de lo mínimo que debería cubrir el Estado, como es la comida. Esa es la muestra del fracaso de la política del gobierno nacional”, manifestó Lila Calderón, referente del Movimiento La Dignidad.

La marcha en adhesión a la medida de fuerza nacional, impulsada por la CGT, culminó con una olla popular en la plaza San Martín.

LEÉ MÁS

La solidaridad mantiene activos los comedores en los barrios

Proponen lotear con costos mínimos en la Margen Sur

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario