Enzo Romero: "Él me quería ver triunfar, volví llorando de la práctica"

Enzo Romero perdió a un íntimo amigo en el trágico choque en las 1200.

Fabricio Abatte

abattef@lmneuquen.com.ar

Te puede interesar...

La idea era hablar de fútbol, por eso lo llamamos tras su titularidad y gol en la práctica del miércoles, que lo deja bien perfilado para soñar con jugar de entrada en el debut ante Ferro de Pico en el Federal A, el 1° de septiembre. Pero Enzo Romero aclaró de movida, apenas atendió el llamado de LMC: “Estoy muy mal”. Y se le notaba en cada palabra.

Pibe de barrio, acababa de perder a uno de sus mejores amigos en el accidente de la madrugada anterior en las 1200, en el choque entre una moto y una camioneta.

“En realidad, era amigo de los dos chicos que iban en la moto, sobre todo de Jorge Arias (22 años), con el que jugamos un año en el club San Martín. Y desde ahí nos hicimos inseparables. Hoy recordaba los momentos que pasamos, cómo nos reíamos. Es uno de los golpes más duros que me da la vida”, se desahoga el canterano albinegro, con el corazón partido.

22 años tenía Jorge Arias, uno de los fallecidos. A los 15 se conoció con Romero.

Bastante se contuvo durante la mañana para no llorar delante del grupo en el vestuario. “Vi la noticia cuando me levanté, pero aún no se sabían los nombres y me fui a entrenar. Cuando me estaba por bañar en el camarín, vi el celu y mis familiares me avisaron. Quedé shockeado y no me bañé. Me fui rápido a casa y camino al barrio se me caían las lágrimas”, relata con angustia este chico que en el Santa Clara y en las 1200 aprendió el valor de la amistad.

"Sería lindo jugar de titular en el debut ante Ferro de Pico y meter un gol para dedicárselo a Jorge. Recuerdo tantos momentos, tantas risas...”. Enzo Romero el dolor del Aqua, que fue titular el jueves e hizo un gol en el ensayo

Lo recuerda a Jorgito como un ser excelente y generoso. “Con su papá eran albañiles y nos ayudaron a mí y a mis viejos que nos estamos haciendo la casita. Aún no la terminamos pero se agradece mucho, justo estaban sin laburo ellos. Él vivía con su viejo, Mariano, era de Chaco, el resto de la familia estaba allá. Ahora su papá quiere trasladar el cuerpo, pero estaba complicado por el tema de los papeles”, lamenta.

El Aqua sufre por ese padre que perdió aun hijo y más aún por ese pequeño de 7 años, Juancito, que perdió a su papá. Él también lo extrañará cuando levante la vista y ya no lo vea más en la popular de La Visera, haciéndole el aguante. “

“Me iba a ver, me alentaba siempre, me quería ver triunfar”, recuerda con emoción la joyita de Cipo.

Y hablando de promesas, deja una para lo que viene: “Ojalá me toque jugar ante Ferro y hacer un gol para dedicárselo a mi querido amigo, sería lindo, hermoso”.

También conocía al que manejaba

La desgracia afectó por partida doble ayer a Enzo Romero. Es que no solo perdió a uno de sus mejores amigos en el accidente de las 1200 (con la otra víctima fatal también tenía la mejor onda), sino que al conductor de la camioneta que impactó de frente contra la moto también lo conoce. “Tengo muy buena relación. Es conocido, amigo del grupo con el que jugamos en la cancha el barrio”, comentó, aún incrédulo, el Aqua. “No puedo creer que pasen estas cosas tan tristes”, culminó con su angustia e inocencia a flor de piel.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario