En Las Perlas no consiguen turnos para el hospital local

Los pedidos para atención médica y estudios se anotan en un cuaderno que se lleva al centro asistencial, pero nunca reciben respuestas.

Para los vecinos de Las Perlas, resulta un obstáculo prácticamente insalvable acceder a la atención de médicos especialistas y a la realización de estudios en el hospital de Cipolletti por problemas que se describen como burocráticos y que cada vez ponen más a prueba la salud de los pacientes.

El inconveniente, como han podido comprobarlo los propios perlenses, no es exclusivo de ellos, sino que también incluye a los propios vecinos cipoleños, en particular a los de la periferia.

Te puede interesar...

La situación la experimentaron y la dio a conocer ayer la pareja integrada por Roberto Naón y Patricia Brnich, habitantes de la comunidad ubicada a orillas del río Limay. Ambos estuvieron ayer en el nosocomio, donde, además de efectuar trámites relacionados con su salud, se entrevistaron con el director del nosocomio, Carlos Lasry, quien se comprometió a tomar cartas en el asunto e impulsar soluciones para los problemas.

El matrimonio manifestó que para sacar turnos para atenderse para especialistas y para diversos estudios en el hospital, los pacientes de su comunidad deben gestionarlos primero en su centro de salud, donde son registrados en un cuaderno especial.

Luego, el conductor de la ambulancia perlense debe trasladar el documento al nosocomio cipoleño para su respuesta. Según enfatizó Naón, el drama es que los turnos jamás llegan, por lo menos en los últimos tiempos. Y los pacientes se cansan de esperar novedades que nunca aparecen.

El caso es que la pareja pudo comprobar, por los requerimientos de su salud, que el drama responde a cuestiones burocráticas y administrativas. Obligados, como muchos perlenses, a acudir directamente al hospital, observaron que en el nosocomio hay que estar no antes de las 3 de la mañana para sacar un turno para poder acceder a los encargados de diagramarlos, quienes, a su vez, les darán el turno definitivo para los profesionales y especialistas que buscan. Esto último no se consigue hasta las 6, cuando ingresa el personal dedicado a las tareas.

Ante este panorama, que castiga la paciencia de los cipoleños, resulta explicable, aunque nunca justificable, que a Las Perlas no vuelva nunca el cuaderno con los turnos para sus pobladores, olvidados por una trama que los posterga.

Un problema que debe resolverse

Demoras eternas

Los perlenses han comprobado que las demoras para la atención en el nosocomio cipoleño se han vuelto habituales y por eso urge modificar la situación.

Compromisos

El director Carlos Lasry le dijo a la pareja Naón-Brnich que buscará resolver las dificultades y avanzar en un esquema adecuado para los perlenses.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario