LMCipolletti turismo

El Senado aprobó la Ley de Asistencia al Turismo

Se trata de un paquete de medidas para asistir al sector turístico. Weretilneck acompañó la inciativa.

La norma Establece medidas por 180 días prorrogables, como la reducción de contribuciones patronales, la prórroga de vencimientos, la suspensión de embargos, la reducción de alícuotas sobre impuesto al cheque y un programa de preventa de viajes. La iniciativa será enviada a la Cámara de Diputados para su sanción definitiva.

“En estas circunstancias tan difíciles, esta ley nos permite auxiliar y evitar el cierre de muchísimos comercios y actividades”, manifestó el senador Alberto Weretilneck. La iniciativa busca asistir al sector con distintas medidas que en Río Negro impactarán de forma positiva en San Carlos de Bariloche, El Bolsón y Las Grutas.

Te puede interesar...

“En Río Negro el turismo es una actividad generadora de empleos y recursos sumamente importante, aporta el 35% del producto bruto geográfico de la provincia y genera más de 45.000 empleos en forma directa. El impacto de la pandemia es dramático, pero esta ley tan federal es una oportunidad”, sostuvo Weretilneck.

La Ley no declara la emergencia pero reconoce que hay un impacto económico, social y productivo en el turismo en virtud de la pandemia. Por lo tanto, crea este programa en el marco de la emergencia pública ya existente y la sanitaria. El objeto de la ley es implementar medidas para sostener y reactivar la actividad turística nacional, con medidas por 180 días que el presidente Alberto Fernández puede prorrogar por otros 180.

El exgobernador rionegrino detalló que “Bariloche tuvo en los últimos años un promedio de 750.000 turistas por año. En lo que va del año, a pesar de haber tenido temporada récord en enero y febrero, Bariloche no llega a los 140.000 visitantes. En El Bolsón perdimos también cerca de $170 millones de pesos en la temporada de invierno de recursos de nuestros turistas”.

Agregó que “en Las Grutas, San Antonio Oeste y el Puerto, con el parque subacuático más grande de Latinoamérica, teníamos 3.000 reservas y tuvimos que suspender todas. El Golfo San Matías perdió más de $170 millones en temporada baja y 15.000 pasajeros que no pudieron venir. Los números junto a los diagnósticos marcan claramente lo dramática que significa esta situación para las provincias y ciudades, dónde existen recursos turísticos de estas características”.

“Quiero agradecer el haber podio participar desde el bloque Juntos Somos Río Negro en la construcción de este consenso, con muchas horas, esfuerzo y trabajo de muchos; y agradecer también la predisposición del Gobierno Nacional en el hecho de destinar estos casi $50.000 millones a nuestras provincias y a nuestras ciudades”, destacó.

Para Weretilneck, esta iniciativa “no solo demuestra el consenso de senadores y senadoras de todos los partidos políticos, sino que también es una ley de las más federales porque abarca todo el territorio nacional. Además recepta las inquietudes, las demandas y propuestas de la política y de los actores del turismo, de la hotelería, de la gastronomía y de otros servicios”.

Los principales beneficiarios son los servicios de alojamientos; las agencias de viajes y venta de pasajes; el sector del transporte -aéreo, terrestre, excursiones, trenes y más-; productos regionales como la cadena de elaboración del chocolate, helados, alfajores, cervezas artesanales, y otros comestibles en territorios cuya principal fuente de ingresos sea la actividad turística; y los profesionales que brindan servicios turísticos, de guía, deportes, instructores y demás.

También incluye los centros de esquí, pesca, aventura, ecoturismo y similares; al sector gastronómico, es decir cafés, bares, confiterías y restaurantes; actividad comercial en terminales de aeropuertos; salones de baile y discotecas en territorios cuyo principal ingreso es la actividad turística; alquiler de bienes como bicicletas, motos, equipos de esquí, kayaks; bodegas, jardines botánicos, zoológicos y parques nacionales, explotación de playas y parques recreativos; y los servicios vinculados a la organización de ferias, congresos y convenciones; y más.

Entre los beneficios, se destaca la extensión de los beneficios del Programa ATP hasta el 31 de diciembre 2020 para los beneficiarios cuya actividad este paralizada o tengan una facturación inferior al 30%.

Esto incluye la reducción del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino del 95%, y salario complementario abonado por el Estado Nacional para los trabajadores y las trabajadoras en relación de dependencia del sector privado del 50%. Además, se crea una asistencia económica no reembolsable para los titulares de los establecimientos Micro y Pequeñas Empresas cuya única actividad sea el turismo

Entre las medidas impositivas y fiscales, se prorrogan por 180 días el vencimiento del pago de los impuestos existentes o a crearse que graven el patrimonio, los capitales, o las ganancias de las actividades turísticas cuyos vencimientos operen hasta el 31 de diciembre. Suspende la traba de medidas cautelares por deudas con AFIP o ANSES, y se reducirán las alícuotas del impuesto sobre los créditos y débitos en cuentas bancarias y otras operatorias hasta el 31 de diciembre de 2021.

El Banco Nación implementara una línea de créditos para los beneficiarios que podrán destinar al pago de servicios públicos, capital de trabajo y/o cualquier otro costo fijo, de máximo 36 cuotas y con 6 meses de gracia para el pago de capital e intereses, y tasa cero por ciento durante los primeros 12 meses.

El BCRA dispondrá también líneas de crédito para Municipios y Comunas de zonas cuya actividad principal sea el turismo que cuenten con garantía de coparticipación federal de impuestos, de fondos propios afectados a fideicomisos que garanticen el pago o garantizados por las propias provincias. Los créditos que podrán aplicar a la inversión en obras y servicios públicos destinados a la recuperación y puesta en valor de la localidad turística.

Plan de Reactivación Productiva

Tendrá vigencia hasta el 31 de diciembre de 2021, prorrogable por el Poder Ejecutivo, e incluye un Voucher Fiscal Vacacional, incentivos a la preventa de servicios turísticos nacionales, un programa de turismo para adultos mayores durante las temporadas bajas, y un programa de financiación de los paquetes turísticos de viajes de turismo estudiantil con destino nacional.

En el caso de las cancelaciones y reprogramaciones por consecuencia de la pandemia, se ofrecerán reprogramaciones en un plazo de 12 meses post levantamiento de las medidas de ASPO/DISPO; entregas de vouchers por el plazo y condiciones antes mencionadas, o el reintegro en hasta seis cuotas iguales, mensuales y consecutivas.

Las empresas y agencias de turismo podrán ofrecer al consumidor un voucher por el pago realizado, para ser utilizado dentro de 12 meses desde la finalización de la vigencia de la cuarentena. Si el consumidor no lo utiliza en ese plazo, puede solicitar el reembolso. En tanto, si no acepta el voucher, la agencia procederá directamente al reembolso. Esto no rige para servicios de turismo estudiantil.

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
33.333333333333% Me gusta
33.333333333333% Me da igual
0% Me aburre
33.333333333333% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario