El clima en Cipolletti

icon
20° Temp
49% Hum
LMCipolletti pulovercito

El pulovercito multicolor que seduce a muchos, pero no se vende

El tesoro de Nélida. La prenda multicolor resume una vida dedicada al comercio y la familia. Tiene más de 40 años en la venta de lanas y el tejido se convirtió en una reliquia.

No es exagerado afirmarlo, pero muchos -o más cercano a la realidad- muchísimos intentaron comprarlo, sin posibilidades de éxito.

El objeto de deseo es un pullover de talla pequeña que se exhibe en Ampel Lanas, el local ubicado en Villegas 152, uno de los más tradicionales del ramo.

Te puede interesar...

Nélida Broilo, quien está al frente del comercio desde hace 42 años y autora de la prenda, ha escuchado tantas veces la propuesta que el “no se vende” le sale automáticamente.

Cuenta que como tampoco se conforman con la negativa, es habitual que pidan que les confeccionen uno igual, pero ella les aclara que solo teje para los suyos. Entonces para que no se vayan con las manos vacías sugiere el contacto de alguna tejedora para que se lo haga igual y lo ofrece para que le tome una foto que sirva de modelo.

Eso mismo ocurrió cuando la vecina contaba la historia del pulovercito y entró un joven alarmado porque no estaba en la vidriera y tras recibir la explicación pertinente, sacó su teléfono y lo fotografió, mientras afirmaba que se haría uno similar.

El pequeño suéter tiene una historia larga, cargada de afecto por los recuerdos que atesora.

Nélida Ampel Lanas07(1).jpg

Neli lo confeccionó de manera artesanal, a dos agujas, hacia fines de la década del 80 para su nieta Agostina, entonces una nena que recién empezaba la escuela primaria. La chiquita creció, le quedó chico y entonces el pulovercito lo fueron heredando hermanos y primos, hasta que se convirtió en una reliquia familiar incalculable.

Lo sorprendente es que pese a los años de uso se mantiene intacto, con sus rectángulos en forma de ladrillos secuenciales azules, amarillos, blancos, celeste-verdes demarcado con líneas rojas, que no pierden su estridencia.

“Es la calidad de la lana”, afirma Nélida con la autoridad de quien ha estado toda una vida en contacto con ese material.

Explica que antes las madejas venían con un 80% de lana pura y el resto era sintético, y eso hacía la diferencia. Ahora por cuestiones de costo tiene más demanda la que posee mezcla.

Respecto al porqué del diseño, recuerda que en esa época estaban de moda los cuadritos. De hecho, le hizo una parecido, aunque con tonos oscuros, a su hija María de los Ángeles, que también guarda de recuerdo, aunque no descarta volver a usarlo, según afirmó. Y de paso aclaró que tampoco se vende.

Referentes del rubro

Ampel se mantiene vigente desde hace 42 años y tal trayectoria lo erige como uno de los comercios históricos del rubro en la ciudad. Sus propietarios originales comenzaron en un local ubicado en la misma calle Villegas, pero al 350, en la propiedad de la familia Valenti. Ellos compraron el fondo de comercio y luego se mudaron a otro salón de la calle 9 julio, hasta que a fines de los 80 se instalaron definitivamente en su actual ubicación.

Así, la familia se ha convertido en especialista en cuestiones de lanas y tejidos.

Nélida Ampel Lanas10(1).jpg

La historia de Neli con el arte del diseño arrancó de muy chiquita, cuando cocía ropa para sus muñecas con retazos de lanas de su mamá. En ese juego moldeó la habilidad que fue perfeccionando con el tiempo.

Después, con el nacimiento de los hijos y los nietos, lo hizo más como necesidad y muestra de afecto, hasta que se convirtió en comerciante de la misma materia.

Hoy sigue al frente del negocio, acompañada por su hija María de los Ángeles Sicolo.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario