El clima en Cipolletti

icon
13° Temp
38% Hum
LMCipolletti museo

El Museo Ferroviario vuelve en breve y a toda máquina

Está en la estación cipoleña del tren. Tuvieron que acomodarse en un espacio más reducido porque les pidieron un sector de la antigua sala de espera de pasajeros. En un mes esperan reabrir.

El Museo Ferroviario que funciona en la estación de trenes cerró la atención al público por una serie de obras que debieron encarar de manera obligatoria, porque tuvieron que ceder una parte de la antigua sala de espera que estaban ocupando, y donde solían presentar espectáculos y propuestas culturales.

Pero en pocos días más volverá a reabrir sus puertas. Desde la fundación Cabus -como se denomina al vagón de cola de una formación- estiman que a fines de agosto o principios de septiembre estarán nuevamente en marcha.

Te puede interesar...

Mientras tanto, trabajan denodadamente para reacomodarse en el espacio notablemente más reducido.

Sucede que tienen abundante material histórico para mostrar, como para entusiasmar al amplio mundo de los amantes de los trenes como también a aquellos que quieran conocer aspectos de la particular y específica vida ferroviaria.

Herramientas y objetos antiguos, cientos de fotografías, muebles de oficina del siglo pasado y uniformes que utilizaba el personal forma parte de la colección que tienen para exponer y que cuentan una etapa importante e hitos del pasado regional, como la construcción del dique Ballester o el puente carretero de los arcos.

La labor edilicia consiste en reacondicionar el piso de madera y los muros deteriorados por el paso del tiempo, como también construir armarios y anaqueles donde presentar el material.

También preparan gigantografías de imágenes poco conocidas de los primeros años de la ciudad, cuando ya corría el tren entre Zapala y Buenos Aires.

Enzo Martinetto, miembro de la Comisión Directiva de la entidad, explicó que entre los cambios previstos figura la puerta de entrada, que quedará frente a la nueva plaza que el municipio está construyendo donde antes quedaba la playa de estacionamiento de vehículos.

Martinetto hace 30 años que vive en la región y tiene un amplio conocimiento de la historia del ferrocarril del Alto Valle. Es uno de los encargados de describir los atractivos del museo en los recorridos guiados que volverán próximamente. Son actividades organizadas especialmente para escuelas, colegios y contingentes de visitantes, aunque también es conmovedor hacerlo en soledad.

La maqueta, la gran estrella

Uno de los principales atractivos del museo cipoleño, que festejan grandes y chicos, es la maqueta en escala de un tendido férreo que tiene una extensión de 10 metros.

Es un pequeño mundo con todos los accidentes geográficos: montañas, valles y planicies, además de túneles, poblaciones, industrias, estaciones, playas de maniobras y vehículos, entre otras referencias urbanísticas notablemente logradas.

La obra la confeccionaron ellos mismos y les demandó alrededor de diez años de trabajo. Arrancaron con la elaboración del proyecto, que le demandó cerca de dos años. Luego se abocaron a la construcción, con la utilización cartón, telgopor, pegamento, tierra, arena y pintura, describió Ricardo D'Alberto, presidente de la fundación.

Mientras que el trencito -material rodante y la red de vías- funciona con electricidad con una consola de manejo, que adquirieron en Estados Unidos. El modelo está montado en una plataforma cubierta por una estructura de vidrio para asegurar su conservación. Podrían extenderlo si quisieran, como era el plan original, pero se frustró por la falta de espacio físico.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario