El clima en Cipolletti

icon
Temp
61% Hum
LMCipolletti Ciudad

El Municipio quiere usar los vehículos secuestrados

Se trata de los que van a desguace a pesar de estar en buen estado.

Motos, bicicletas, autos, camionetas y camiones secuestrados que se convierten en chatarra podrán correr otra suerte. Si el proyecto de ordenanza que elaboró el Ejecutivo municipal prospera en el Concejo Deliberante, los vehículos guardados en los depósitos municipales, inmovilizados y en desuso desde muchos años, pero aptos para volver a rodar, serían subastados, reutilizados por el Municipio o donados a entidades no gubernamentales, según el caso y las condiciones que presente.

La idea se gestó en el área de Fiscalización, a cargo de Diego Rebossio, para encontrar una solución alternativa a la gran cantidad de vehículos que pasan largos años secuestrados, sin que sus dueños reclamen por ellos, y constituyen un riesgo latente por la contaminación que genera su acopio en los depósitos.

Te puede interesar...

A tal fin, la ordenanza de fondo que está en vigencia desde 2013 posibilitó la descontaminación, el desguace y la compactación de los vehículos retenidos por el Municipio; pero el proyecto en danza va más allá: supone modificar esta norma para introducir “un sistema legal alternativo que autorice al Ejecutivo a disponer de otro modo vehículos y autopartes cuyo estado no requiere necesariamente que sean descontaminados, desguazados y compactados.

Esto, con la finalidad de aprovechar aquellas unidades que no son fuentes de contaminación ambiental ni representan un peligro para la salud ni la seguridad de los cipoleños. Es que de los relevamientos realizados se desprende que existen vehículos en buen estado y que por distintos motivos han sido abandonados por sus dueños.

Cuando estas unidades sean originales y no sean un foco de infección, entonces el Ejecutivo Municipal podría destinarlas para uso municipal o bien cederlas a una entidad de bien público. Para esto será necesario que primero sean sometidos a pericia por personal idóneo.

Ahora, si no hubiese interés por parte del Ejecutivo, aún cuando estuviesen en buen estado, la norma habilita su disposición de acuerdo con el régimen de contrataciones vigentes. La Dirección Nacional del Registro de la Propiedad Automotor instrumentó por una circular los pasos a seguir para la subasta, compactación o afectación al uso de vehículos abandonados, perdidos o secuestrados, lo que permite formalizar la medida.

Pero la iniciativa hace una excepción: “Quedan expresamente excluidos de la presente ordenanza los vehículos involucrados en causas penales o cuyo motor o chasis se encuentren adulterados”.

Ya hay antecedentes de otros Municipios, la mayoría bonaerenses, que adhieren a la norma; y el ámbito de aplicación se circunscribe a las infracciones de tránsito o faltas de orden municipal.

El destino de los autos, camionetas, motos, bicicletas y camiones podría ser el uso municipal, una donación o una subasta. El proyecto ya fue enviado al Deliberante.

Están por mandar 400 a desguace

En los próximos días, el titular de Fiscalización, Diego Rebossio, pedirá una fecha a la empresa que lleva a cabo la compactación de vehículos en la capital neuquina, con el fin de enviar a desguace cerca de 400 motocicletas secuestradas que nadie reclama con documentación fehaciente. Vencidos ya todos los plazos para que puedan ser retiradas, este botín será convertido en chatarra en el corto plazo, a pesar de que varios están en buen estado.

Las tres opciones que brinda la norma

El régimen que impulsa la iniciativa permitirá al Municipio la afectación pública de vehículos aptos para rodar con codificaciones originales. En caso de que las autoridades municipales desestimen esta posibilidad porque no es de su interés, la norma también facilita la disposición de estas unidades conforme el régimen de contratación vigente. O bien, proceder a la descontaminación, desguace y compactación de los que no son aptos para rodar y son un peligro potencial para la salud y la seguridad.

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario